12.9.15

La moda de los pick-ups (o cómo nos gusta todo lo de USA)


No se por qué de un tiempo a esta parte a todo el mundo le ha dado por utilizar pick-ups, hasta tal punto que incluso Renault se ha visto obligado a lanzar dos modelos partiendo de su todo-terreno (ahora conocidos como "SUV", que "mola" más) Dacia Duster. Es otra de esas modas que se están adquiriendo de los yankees, como tantas otras.

Los pick-ups son relativamente buenos para las labores del campo y en el medio agrícola, ya que puedes cargar su plataforma abierta con comodidad. El problema viene cuando, como ahora, los usan urbanitas y luego los ves con lonas, cabinas prefabricadas de plástico y demás añadidos, que además de dañar la estética del vehículo, aumenta su consumo (los pick-ups están diseñados para moverse con la plataforma de carga abierta, creándose con la velocidad unas turbulencias que favorecen su aerodinámica, si la plataforma de carga se cubre con una cúpula, la aerodinámica se pierde y aumenta el consumo de combustible).




A todo esto hay que añadir que, sobre todo en ciertas partes de España, un pick-up es una nefasta solución para el particular. Por ejemplo en las regiones del norte, donde casi siempre está lloviendo, cualquier cosa que transportes o cargues se te mojará, añadiendo además el peligro de corrosión y daños en la plataforma.

En Europa, y en España en particular, siempre hemos sido más de coches cerrados y compactos, no tenemos las anchísimas e interminables carreteras de los Estados Unidos, ni sus cientos de miles de hectáreas cultivadas, por lo que mucha de la filosofía con la que ellos han hecho y diseñado históricamente sus coches, no sirven aquí. Pero da lo mismo, es como ponerle alerones a unos patines, y si en Estados Unidos se lleva, pues aquí también.


Como los muscle cars en su día, poco recomendables para las muy estrechas carreteras europeas, ahora todo el mundo quiere tener su Ford Mustang o su Chevrolet Camaro o Dodge Challenger, por querer parecerse a americanadas como Bullitt.

Ocurre lo mismo con las restauraciones. Muchos ven programas yankees como "Fast and Loud" o "Counting Car" (traducido como "Locos por los Coches" o "Locos por los autos" en otros países) y se ponen a soñar con hacerse millonarios también así, y luego salen patochadas de risa, auténtico "humor español" como "House of Cars" (le ponen título inglés a una serie rancia para parecer más guay...), en donde un tipo se pone a restaurar coches antiguos y resulta que hasta para repararle la carrocería o pintarla tiene que pedírselo a otro taller. Así cualquiera restaura coches: los compro, y luego ando pagando a diversas empresas para que me lo vayan restaurando "a cachos". Pero eso no es todo, se olvidan de algo básico y esencial: que España es una insignificancia si la comparamos con gigantescos países como Estados Unidos, aquí apenas hay mercado, y mucho menos dinero.


Además, y muy importante, otra crucial diferencia es que en Estados Unidos puedes coger un coche de los años cincuenta, sesenta o setenta, ponerle el motor que quieras y las piezas que quieras. En España algo así sería impensable, no solo porque no hay apenas mercado de piezas de coches antiguos y motores compatibles, sino porque las homologaciones que se exigen para hacer lo que hacen en Estados Unidos aquí son insalvables, se llevarían todo el presupuesto del proyecto, todos los beneficios, y aún faltaría dinero. Antes de quitar siquiera el motor para instalarle otro nuevo, y las piezas de exterior para ponerle otras, el papeleo que hay que hacer ya echaría para atrás a cualquiera. Y eso sin contar que el desgraciado que se lo compre extrañamente encontrará aseguradora que se lo dé de alta.

| Redacción: Radio Ibérica

1 comentario :

  1. Es cierto que la idiosincrasia y la legislación americana es completamente diferente, y en mucho me gusta su enfoque. Resumiendo tu frase sería, hazte el coche de los 50 con el motor y piezas que quieras, eso no nos importa. Pero como no lleves un seguro en regla que cubra ese coche, lo que te pueda pasar, y los daños que puedas causar, los Sheriff con su Camaro V8 van a hacer que te arrepientas pistola en mano.

    Aquí es justo lo contrario, mucho postureo de que si ITV, que si homologación de chorradas, y al final en la ITV apenas te miran nada, y de la homologación otro saca cuartos más...

    De los pickup, es un contrasentido. Como herramienta de trabajo, están muy bien, pero luego ya lo dices, si llueve mucho, se te mojan las cosas, y al mezclarse con la tierra, acabas teniendo la plataforma llena de M**rda.

    Los Mustang V8, pues están muy bien, bueno mejor los GT500, motores grandes, tecnología anticuada, mucha potencia, mucho par, mucho consumo. El placer de conducir, que todos deberíamos poder disfrutar un par de días al año. Para el día a día, un coche que en mi plaza de garaje no cabe (lo medí en la anterior generación del Mustang), que es difícil de aparcar, con una suspensión incómoda, y un consumo, típico de coches el doble de potentes.

    Así que los de Ford, que son muy imaginativos, finalmente han optado por sacar un Mustang, con motor de 4 cilindros como el del Focus. Genial, entonces para que quiero un Mustang, si tengo un Focus con el mismo motor?

    Lo que quiero decir, es que la que fue potencia mundial de la automoción, lleva años estancada, haciendo más de lo mismo, y esencialmente con la misma tecnología. Ahora si a un americano le preguntas por un buen coche, seguramente te dirá un alemán, no un americano. Lo de los pickup, pues lo mismo, una idea obsoleta, que no aporta muchas más ventajas que un techo de fibra (hardtop), y si muchos inconvenientes.

    ResponderEliminar

El Imperio