9.8.20

Cartas de colores de esmalte para uñas, en español


No hay una carta de colores completa y que esté en español, dedicada a los esmaltes de uñas. La mayoría de estos tonos se catalogan por colores, según su fabricante, o por leyendas "evocadoras" ("noche romántica", "fuegos artificiales", etc.) que sugieran el tono, pero nada más. Es algo muy importante si habitualmente tocas personajes femeninos, porque en las descripciones uno acaba cansado de ver siempre aquello de: "tenía las uñas en color rojo", "lleva unas uñas largas en color rojo", y menciones similares que acaban "agotando" muy pronto a los personajes, aunque les des una personalidad y carácter muy definido.

Como el mundo de la estética es tan amplio, podemos aprovecharlo para reforzar esa personalidad y, de paso, darle un poco de aire fresco al relato que estés escribiendo, sobre todo si éste es muy extenso y está un poco sobrecargado de interacciones con personas. Como es fácil darse cuenta, siempre es más agradable y entretenido leer: "tenía sus uñas a la francesa de un tono lima verde luminoso", e incluso ir más allá: "tenía unas bellísimas uñas a la francesa de un tono lima verde luminoso, era el 'in the key of lime' de una de las más lujosas marcas de moda" Como puedes comprobar, la descripción cobra una riqueza y un impacto "literario-visual" muy diferente que si usas el ya tan manido "sus uñas iban pintadas a la moda de color rosa". De hecho, si comparamos uno con otro esta última descripción casi da risa, lo que nos da una idea de hasta qué punto podemos profundizar en los personajes, reforzarlos, y con ello agradar más a nuestros lectores.

15.7.19

Un detective en los tiempos de Internet


Dicen que la cabra siempre tira al monte, y en mi caso tiraba más bien a los suburbios de la ciudad. Mientras los niños de mi edad empezaban a experimentar con los video-juegos y los primeros años del Spectrum o del Commodore, yo soñaba con algo muy distinto: ser detective y trabajar de incógnito, resolver grandes y complicados casos.

En aquella época había dos grandes entretenimientos para los niños que tuviesen esas dos inquietudes: el juego de mesa Cluedo, y Detectinova, de Mediterráneo.

13.6.19

La vida de Bryan


"Servir y proteger 3" se quedó, como bien sabéis -y a saber hasta cuándo- en el tintero. De momento no lo publicaré, no por nada, pero tanto "Para servir y proteger 1" como "Para servir y proteger 2" tienen aún mucho camino que recorrer. No me gusta lanzar relatos ni libros "porque sí", me gusta reposarlos, ver si de verdad tiene sentido publicarlos, ver si expresa lo que yo perseguía en ellos. Cuando lanzas un libro y lo publicas, o lo difundes, ya no eres dueño de él, y ya no hay vuelta atrás (en muchos casos). Así que esa decisión, en ocasiones, me gusta recapacitarla bastante. Y con "Para servir y proteger" llevo haciéndolo muchos meses ya.

En mi opinión, la tercera entrega era lo mejor de la saga. Ya la primera fue una auténtica explosión de adrenalina, curiosamente algo con lo que no solía experimentar, y en la segunda reconozco que llegué a pasarme "tres pueblos". En esta tercera todo es más equilibrado: nuestro detective Jethro vuelve a ser Jethro, y O'hara se posiciona y se fortalece en su papel de secundaria cuasi imprescindible.

Como es habitual, los títulos del tercer volumen iban a llevar cuatro relatos cortos, que en este caso tendrían por título:

1.- Mala sangre.
2.- La vida de Bryan.
3.- Escorpiones en la habitación.
4.- Más allá de la muerte.

Como no tendría sentido cerrar este post sin más, solo porque me apetecía hacerlo y está, y tampoco iba a dejar así a quienes me visitasen, aquí os dejo con un trozo de, para mí, uno de los más divertidos: "La vida de Bryan".

27.11.18

Nueva recopilación de relatos cortos de El Imperio: Catedral


El nuevo volumen de relatos cortos pertenecientes a la saga de "El Imperio" está dedicado al mundo de las catedrales, en concreto de una impactante catedral gótica que, bajo el impulso de las Sjoberg, emergerá de las ruinas en Suiza. Si explicamos lo que es, y lo que era en su momento, una catedral, poco queda que añadir. De manera que esta breve introducción de Mark Galli nos servirá de excelente resumen y acercamiento a este nuevo libro.


Catedrales.

Las proporciones de estos edificios llevó a la arquitectura medieval hasta su límite. Se requerían enormes cantidades de materiales. La catedral de Ely, en Inglaterra, necesitó más de 360.000 kilos de madera y piedra para su finalización. En Francia se deforestaron bosques enteros para completar algunos proyectos. Se importaron de Escandinavia troncos de 80 metros de largo. La piedra empleada para la catedral de Norwich se trasladó desde 483 kilómetros de distancia (haciendo que el coste del envío doblara el precio de la propia piedra).

Tuvo que construirse nueva maquinaria. Para elevar las pesadas piedras labradas hasta el tejado de la catedral, los obreros usaban cabrestantes, tornos y una "gran rueda", una rueda de madera lo suficientemente amplia como para que dos fornidos hombres pudieran ponerse de pie dentro de ella y hacerla girar.


El trabajo parecía no acabarse nunca. Aunque algunas vidrieras tenían hasta 18 metros de altura, debían seguir haciéndose con piezas de no más de 20 centímetros de alto o de ancho. Esto da una idea del laborioso trabajo. Las catedrales tenían también docenas, si no centenares, de esculturas (la catedral de Chartres tiene en la actualidad más de 2.000 esculturas).

Y también se requería paciencia: algunas catedrales tardaban más de 100 años en construirse, y algunos obispos durante todo su obispado celebraban misas en medio de un enorme emplazamiento en plena construcción. Aún así, a pesar de los enormes desafíos arquitectónicos y económicos, durante un periodo de 400 años el gótico cautivó a las mentes más brillantes y Europa asistió a la construcción de 500 catedrales.

"El Imperio: Catedral" ya está disponible a tu disposición a través de Amazon.