29.1.16

Inoxcrom 77: la mala elección del día


Antes de nada decir que ya he encontrado un sustituto bastante "decente" (aunque lo que me habría gustado hubiera sido seguir con el Inoxcrom Toledo) como mi bolígrafo habitual. Espero hablaros pronto de él, pero de momento, y aprovechando que lo he podido probar, voy a dar mi opinión sobre el Inoxcrom 77 y lo que son, bajo mi punto de vista, sus pros y sus contras.

Tras preguntar en varias tiendas especializadas, en librerías, en volverme loco mirando y remirando modelos, acabé encontrando solamente el modelo Inoxcrom 77. Aunque prefería uno que tuviera el pulsador superior, y no que se moviera todo el cuerpo (que es la diferencia fundamental entre el Inoxcrom 55 y el Inoxcrom 77), decidí arriesgarme con el 77, en el cual se mueve todo el cuerpo superior al pulsar para extraer o introducir la punta del bolígrafo, mientras que en el Inoxcrom 55 solamente se pulsa la parte superior del bolígrafo, a un estilo más convencional.




No tardé en descubrir que la elección del 77 había sido bastante desacertada, porque pronto me llevé varias decepciones con él. En primer lugar, el color. Comparado con mi anterior Inoxcrom Toledo, que es un color granate claro, un burdeos claro muy bonito, éste tiene un burdeos amarronado muy oscuro. No se cuando Inoxcrom modificó su paleta de colores, aquella tan bonita que tenía hace años, pero el aspecto visual de esta tonalidad cromática deja bastante que desear si lo comparamos con el anterior Inoxcrom Toledo.

Por otra parte el mecanismo de pulsación, en donde se mueve todo el cuerpo, nunca me agradó demasiado en los bolígrafos. Decidí correr el riesgo y aunque en un primer momento no me dí cuenta, sigue siendo bastante molesto, al menos para mí es algo que este tipo de mecanismo me causa mucha incomodidad y prefiero el tradicional de pulsador superior.


Otro tipo de problema que tengo con el Inoxcrom 77 es que la unión entre el cuerpo de metal, la parte superior, y la parte inferior del cuerpo de plástico, al atornillarse uno en el otro no realizan una unión perfecta al mismo nivel, sino que la parte superior queda más saliente. El problema es que como el cuerpo superior tiene unos bordes muy afilados en el metal, cuando lo intentas prender en un bolsillo de la camisa o en el bolsillo interior de la mochila como es mi caso, "raspa" con el tejido, y se corre el riesgo de que se acabe desgastando y acabes dañando seriamente el bolsillo de tela, algo que no ocurre con el bolígrafo de pulsador superior.

Esto es debido a que en los modelos como el Inoxcrom 77 se hace obligado que el cuerpo de metal sobresalga al exterior para poder operar dicho mecanismo, y quede saliente respecto al plano del cuerpo inferior de plástico del bolígrafo, puesto que es el cuerpo de metal el que se mueve y esa movilidad es la que hace trabajar el mecanismo para extraer la punta del recambio. De modo que para llevar prendido es mucho menos molesto y más seguro llevar el bolígrafo de pulsador superior que no este otro tipo de bolígrafo.

Por ello decidí intentar otro bolígrafo, ya que ni me agradaba el color del Inoxcrom 77 ni su mecanismo de operación, y dejar aparcado este modelo que, por otra parte, en construcción hay poco que decir teniendo en cuenta el bonito acabado y el precio tan competitivo que tiene.









| Redacción: Radio Ibérica

4 comentarios :

  1. La elección de un bolígrafo de cierto nivel que no sea de usar y tirar tipo Bic…no siempre es una tarea fácil, yo por ejemplo tengo varios bolígrafos de propaganda magníficos por sus acabados, son de la marca Inoxcrom, sin embargo encuentro en 3 de ellos algunas cosas que no me llenan del todo, por ejemplo el Inoxcrom Atlantic y el Wall Street pesan demasiado y aunque esto no dificulta la escritura si que se me la hace algo incomoda, de todos modos en cuanto a la calidad de escritura no tengo ninguna queja, luego tengo un Inoxcrom 2001 (muy similar a un 55 de metal) todo de metal y que es muy delgado, este magnifico bolígrafo se me escurre entre los dedos, sin embargo también escribe de maravilla, nunca llueve a gusto de todos aun teniendo muy buenos bolígrafos.

    No tengo el Inoxcrom 77, pero hay veces que hay que darle alguna oportunidad a los nuevos instrumentos de escritura, en algunas ocasiones nos fijamos mucho en pequeños detalles que se acaban convirtiendo en barreras a la hora de disfrutar escribiendo, creo que deberías darle alguna oportunidad a el precioso Inoxcrom 77, es muy elegante, un señor bolígrafo, escribe de categoría, no he percibido que se corte en ningún momento el texto que has escrito, se ve muy claro y con un color azul muy bonito, el bolígrafo hace de maravilla su función esencial que es escribir sin pegotes y de manera continua, no te creas que todos los bolígrafos son igual de eficaces, a pesar de todos los inconvenientes que has visto en el I 77 a mí me gusta, no me importaría tenerlo, lo importante en este tipo de bolígrafos es que sean cómodos para escribir y que lo hagan bien y este cumple con creces, dale una oportunidad Nelbu, aunque solo sea para ocasiones especiales, hay veces que del amor al odio y viceversa solo hay un paso.

    Ya nos dirás cual va ser el próximo bolígrafo, con respecto a la letra se parece mucho a la mía, trazo rápido e inclinado la derecha, tienes una letra ideal para escribir en pluma.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo el IXC City, la adaptación del antiguo Inoxcrom 55 (http://www.inoxcrom.com/boligrafo-55-classic-vs-boligrafo-55-fiesta/), y aunque como soy de estilográficas lo uso relativamente poco, me resulta satisfactoria, y más para el precio que tiene, que es similar al de algunos rollers de gel hechos todo de plástico.

    Personalmente estoy contigo, y preferiría un aumento de la calidad, quizás como los de antaño, pese a que ello implicara un precio de 10-15€

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón Apolino, porque de "pegotes" los Paper Mate se llevan la palma :D Eso sí, el 77 tiene un sonido, el clásico "click-click" que hace al escribir que acaba saturando un poco.

    Sí Guti, es verdad, con 10-15€ ya te vas a los Faber-Castell, que mas que nada pagas la marca (porque el bolígrafo no es tampoco para tirar cohetes, y la tinta tampoco, aunque en acabado bueno, claro, eso sí se nota). Creo que si Inoxcrom puliera un poco esos detalles (el agarre, no se por qué lo habrán cambiado, el agarre del Toledo era magnífico, como se suele decir: "si algo funciona no lo cambies") podrían sacar "todo un señor bolígrafo", como dice Apolino.

    Por cierto, gracias por la mención a la letra Apolino, aunque la verdad es que escribo fatal. La velocidad de escritura y la estética no se llevan muy bien :D

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, no se si habréis notado el color que hasta en las fotos parece negro, ¡pero os prometo que es la versión en burdeos! :D Es que es un burdeos oscurísimo, es demasiado tirando a marrón.

    ResponderEliminar

El Imperio