3.3.16

España, entre los diez países con más desempleo del mundo entero


A pesar de lo que nos quiera vender el defensor de ricos y poderosos, el Mariano Rajoy (cuya política pasará a la historia por llevarse el desastroso honor de ser el presidente español de toda la historia de la democracia que más españoles ha echado a la calle), la realidad española es bien distinta. En España estamos en nivel de empleo a la misma altura que los países más pobres de África, a la altura de las ex-repúblicas de la extinta URSS, y solo superados por Grecia (aunque muy cerca de Grecia).

A pesar de todo lo que digan desde el PP, en donde aseguran que nos han librado de padecer la crisis griega, lo cierto es que se han librado "ellos", a ellos es a los que se han preocupado en salvarse, a sus bancos, sus inversiones y a sus intereses. A nivel de la calle estamos tan mal y con un futuro tan negro como Grecia. Y eso a pesar de todas las políticas de austeridad del PP, que sólo ocultaban sus auténticas intenciones para pisotear a los ciudadanos tomando a la crisis como excusa para engañar con un programa electoral que jamás cumplieron ni pensaron cumplir.




El único liderato que ha consegido con todo eso España ha sido colocarse en el deshonroso listado de los diez países con más desempleados del mundo. Incluso Suzailandia tiene menos paro que España. Actualmente la cifra de desempleados es de más de 4.100.000 personas, una cantidad de gente en edad de trabajar y en disposición de hacerlo pero que no puede, colocándose a niveles de finales de los setenta y principios de los ochenta cuando la reconversión industrial. Y eso no es lo peor: la cifra de personas con empleo en España es de poco mas de 17 millones de trabajadores, es decir: una tercera parte de los empleados son los que están en paro. O visto de otra forma: de cada diez españoles, cuatro están trabajando y casi dos en paro (y los demás son pensionistas, por cierto).

Visto de otra forma, si lo preferís: 17 millones españoles mantienen con su esfuerzo y sudor diario prevendas, lujos y gastos de casas reales, políticos y enchufados, cargando sobre sí el peso de más del doble de ciudadanos, una tercera parte de ellos que no hacen nada porque no les dejan hacerlo. Así de claro y así de fatídico. Pero así de real.

Una desgracia inasumible que ya incluso se considera como algo "normal". De hecho en la etapa de Rajoy las políticas sociales han descendido vertiginosamente, mientras diputaciones, entidades privadas (sobre todo en la medicina) y bancos, donde tienen sus intereses la mayoría de ministros, ministras y cargos políticos del PP y sus lacayos, se han visto bañadas en dinero público. Incluso se ha llegado hasta el colmo del descaro sin que nadie haya dicho nada: se ha llegado a que, con la reforma laboral, los trabajadores tengan que pagarse su propio despido. Algo inverosímil y que en cualquier parte del mundo desataría a la ciudadanía al borde de una guerra civil, aquí se traga y, encima, se aplaude.

Se abarata no solo el coste del despido, no solo se reducen los salarios, sino que nos hacen pagarle a la empresa el coste de despedirnos.

Hace unos días preguntaba sobre un conocido y no recuerdo bien -alguien que le conocía- me dijo que se había marchado a Perú a trabajar. Me quedé extrañado y le respondí que antes eran los peruanos quienes venían aquí. Pues sí, por extraño que parezca los latinoamericanos que nos inundaban han tenido que regresar a sus hogares porque allí están mejor, con más trabajo y más libertad de empresa y para emprender, que aquí. Que nos esperen, porque pronto tendremos que irnos también.

Y Rajoy y sus ministros compinches (y cobardes, porque no tienen no ya la decencia ni la honestidad, sino ni siquiera el valor de plantarle cara) felices. Así se queda él solo con sus fascistas viviendo de las divisas y remesas de los españoles emigrantes. Que cara dura y qué genocida de pobres, porque no hay mayor genocida que el que se aprovecha de las desgracias de los que menos tienen para medrar y llenarse de oro y corrupción los bolsillos.

| Redacción: Bianamaran

9 comentarios :

  1. Teniendo en cuenta que los Estados ya no existen y que nos gobiernan desde Bruselas, la verdad es que poco importa ya quien gobierne España, ya solo falta la guinda del pastel que será la próxima entrada de (TTIP) Tratado de Libre Comercio Unión Europea - Estados Unidos, con el TTIP vamos directos al cataclismo, ríete lorito del PSOE, PP y demás… Lo que nos queda por ver todavía, esto acaba de empezar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La UE la hicieron ellos para ir allí a jubilarse con sueldos multimillonarios. Que yo sepa los primeros interesados fueron ellos y son los que siempre han defendido a capa y espada ese espacio europeo porque así podrían dar respuestas como esa de excusas. De Europa se pueden largar, pero ¡ah, jajaja! Nunca lo harán, prefieren cortarse los xxxxx que irse de ahí, con el dinero negro que cogen como para irse.

      Eliminar
  2. Un fuerte arrebato pero es comprensible. Miralos ahora todos esos monos aullando en el congreso de los diputados y dando un espectaculo horrible mientras la gente se muere de hambre por las calles. Les gusta darle mas a la lengua que yo que se, arreglar no arreglan nada, pero hablar hablan como borricos

    ResponderEliminar
  3. No me parece bien que el nombre de Casio se asocie a tantos comentarios políticos. En mi opinión deberían de estar fuera de zona casio. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Federico, ¡pero si precisamente se abrió este blog para estar fuera de ZonaCasio!

      Eliminar
    2. Personalmente me gustaba más la manera en que estaba con Radio Iberica, y quedaba totalmente fuera de zona casio. Por otro lado, soy de los que compró la revista de zona casio, y me gustaba la idea. ¿Se canceló el tema para siempre? Un saludo

      Eliminar
    3. La revista Zona Casio fue una idea que comenzó muy bien pero que acabó suponiendo demasiado esfuerzo como para mantenerla. Aún así todavía mantengo la idea -y la confianza- de poder reemprender ese proyecto de nuevo, creo que era interesante darle una oportunidad, pero si se dejó fue porque debería haber estado detrás un grupo editorial mucho más potente para sostenerla y darle la calidad que se merece (y que los lectores os merecíais). No quise seguir con el proyecto si bajaba la calidad tanto de temáticas, reportajes, como gráfica. Para hacer eso mejor lo dejaba colgado y así lo acabamos haciendo. Fue una lástima y creo que una oportunidad perdida, pero espero en que haya más.

      Respecto a este blog, quizá en cierta forma tengáis razón. El problema es que hay mucha gente que ya lo sigue, así que a ver como hago para moverlo a un sitio donde no les cause mucha molestia hacerlo.

      Eliminar
  4. Yo tampoco creo que esto debiera estar en un blog de Casio. Aunque solo sea porque ver una foto del payaso ese le quitan a uno las ganas hasta de disfrutar de su Casio

    ResponderEliminar
  5. Sería interesante saber cuanto de trabajo hay en negro porque seguro que sale una cifra bien alta tambien.

    ResponderEliminar

El Imperio