15.8.16

Cuestión de pesos


En el pueblo había un señor que, cada vez que iba a comprar carne o pescado, llegaba a su casa y lo pesaba en su propia báscula para ver si le habían quitado algún gramo o le habían cobrado algún gramo de más. Aunque las básculas en aquella época estaban controladas por el Centro Metrológico Nacional (hoy el CEM), y supuestamente estaban precintadas y no se podían modificar -era una infracción y obviamente era ilegal-, probablemente algún que otro tendero intentase pasarse de listo y usar una báscula diferente o cualquier otra argucia. Además, había oficios que se escapaban totalmente al control gubernamental y que no obstante hacían un uso para su trabajo de básculas, tales eran por ejemplo los chatarreros.

Yo no llego a ser tan desconfiado como aquél anciano del pueblo, pero por curiosidad a veces hago pequeños experimentos para intentar desvelar si en algo nos engañan.




Mi último experimento ha sido con los yogures, quería ver si las marcas blancas pueden ofrecer productos más baratos no solo por su cuestionable calidad (que muchas veces tienen tanta o más calidad que las marcas de renombre, por cierto), sino porque se puedan ahorrar en eso, en producto. Y es que si cada yogur, que oficialmente tiene un peso de 125 gr., pueden ahorrar aunque sea un gramo de producto, echar las cuentas es bastante sencillo: cada 125 clientes (o con 125 yogures que nos hayamos comprado) estaríamos pagándoles un yogur de más sin haberlo consumido. O dicho de otra forma: el fabricante obtendría un beneficio extra de un yogur por cada 125. Puede parecer poco, pero multipliquemos eso por los millones de unidades que se venden anualmente y entonces el beneficio puede ser brutal. Y si en lugar de un gramo le quitamos dos, pues más aún.

No quería hacer este experimento mirando marca de yogur por marca de yogur de las numerosas que hay, al fin y al cabo lo hice simplemente por curiosidad, pero me ha llamado la atención el resultado. He decidido comprobar un yogur de marca blanca frente a un producto de renombre, de Danone.


Tras comprobar la calibración de la pesa para asegurarme de que realizaba el pesaje correcto, decidí vaciar un yogur de Danone y pesarlo. El envase de Danone (sin el yogur) pesa 6,5 gramos. El envase entero, yogur incluido, pesa 131 gramos. Haciendo una simple resta obtenemos que en realidad Danone "nos manga" medio gramo en cada yogur que adquiramos, o sea: cada yogur debería pesar 125 gr., como marca su etiquetado, pues no. En realidad pesa 124,5 gramos.

Pero lo que me sorprendió - y positivamente, por cierto- fue la marca blanca. En la marca blanca el envase es algo más pesado, pesa 6,9 gramos. El yogur al completo pesa 134,2 gramos. Haciendo la resta tenemos que, cuando adquirimos el yogur de marca blanca... ¡estamos adquiriendo 127,3 gramos de yogur! O sea, más de la cantidad del etiquetado. O diciéndolo de otro modo: el fabricante nos está "regalando" dos gramos de yogur por cada envase, mientras en Danone nos quita medio gramo.


Puede ser que la báscula tenga un margen de error de, pongamos por ejemplo, 0,1 gramos. Pongamos que el envase en la marca blanca pese 7 gramos y el yogur 134, quitándole peso al producto y poniéndoselo al envase. Pues aún así, estaremos comprando ¡127 gramos de yogur!

La verdad es que éste experimento me ha resultado francamente esclarecedor, viendo cómo las marcas blancas no escatiman en producto (por lo general) a pesar de ser más baratas -por cuestiones de distribución y supongo que el dueño de la marca hará sus propios controles-, mientras que otras marcas de renombre como Danone, que supuestamente deberían darnos más de producto dado el alto precio al que lo venden, cuando te pones a mirar en realidad te están "sisando" medio "gramito" en cada yogur. Es poco, es poquísimo, pero ese medio gramo multiplicado por los millones de unidades que venden hacen muchos yogures completos que sus clientes les están pagando por su cara bonita.

| Redacción: Bianamaran.blogspot.com

7 comentarios :

  1. ya me parecía a mí que los yogures de danone cada vez me cundían menos

    ResponderEliminar
  2. Entiendo que debe haber ciertas directrices legales, que toleran ciertos márgenes de error. Quiero pensar, que se debe a tolerancias a la hora de envasarlo, con más o menos líquido, y más o menos densidad del yogur dependiendo del lote que causa ese error por defecto de medio gramo en el caso de Danone (un 0,4%), y en el de marca blanca de 2,3 gramos por exceso (1,5%).

    Estaría bien si pudieras repetir la prueba con más unidades del mismo lote, y ver que pasa, y luego volverla a hacer de aquí a unas semanas con otro lote. Si siempre se aprecian las mismas desviaciones, será que con la ley en la mano, juegan a propósito con ese medio gramo de menos.

    Otro detalle importante, es que el envase sea más ligero, implica que es más barato de hacer, y más barato de transportar. Será algo infinitesimal, pero con millones de yogures, seguro que se nota. Estoy convencido que Danone ha invertido mucha I+D en el envase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluso hasta la pintura del empaque influye. Así que a seguir pesando, supongo.

      Eliminar
  3. Ostras Guti, qué de trabajo me quieres dar :D

    Na, solo lo hice por curiosidad, supongo que al final acabará equilibrado al ser diferencias de muy pocos gramos. Sobre todo en el caso de Danone, con la tecnología que tienen llenarán los yogures con la cantidad justa, incluso sin pasarse un miligramo para no dar de más.

    Lo que sí me sorprendió fue la marca blanca (fabricado por CLA, por cierto), que añaden bastante más de producto. He comparado algunos otros y están igual, Danone 131 gramos, y los de marca blanca se pasan de los 134 gramos, si haces la resta con el peso del envase te sale más o menos idéntico en los otros yogures, así que es evidente que Danone mide bastante al dedillo los 124 gr. y si tiene que tirar, tira hacia lo bajo, mientras que los de Central Lechera o es el lote, o ponen más producto. Pero tengo la sensación -es solo intuición mía- que ponen más producto, o sea que cuando llevas comprando un montonazo de yogures al mes o al año, dependiendo de a quién se los compres acabas con más producto o con menos por el mismo dinero.

    Por cierto, gracias por pasar los gramos a porcentajes (nunca me fijo en esas cosas cuando hago los posts :D ).

    ResponderEliminar
  4. Ay pero esto no es una prueba valida: medio gramo no figura. Para hacerla valida habría que pesar una buena cantidad de producto y sacar promedios, no uno ni dos ni tres. Ademas medio gramo esta dentro del margen de error, inclusive de la báscula. Así las cosas.

    ResponderEliminar
  5. a ti lo que te pasa es que te gustan los Danone, Elmer :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja ojala. Soy intolerante a la lactosa y no quiero ni platicarte lo que podría pasar si pruebo una cucharadita de leche (que es lo que han de contener los Danone)

      Eliminar

El Imperio