15.1.17

Casi medio centenar de packs de la WriterMachine


Cuarenta y dos packs, nada más y nada menos, que he ido realizando hasta ahora para la WriterMachine. Lo cierto es que no pensaba que llegaría a tal volumen, pero es que en la WriterMachine se combinan dos aspectos que me gustan bastante: el diseño, y la programación.

No voy a caer en la vanidad de decir que el diseño de los packs sean la octava maravilla del mundo, pero a mí me gustan, cumplen bastante bien su función y, además, tienen algo importante: su diseño permite que los pueda hacer más o menos rápido. Si no se complican demasiado puedo tener acabado uno en media hora (o un poquito más). Lo cual, para una interfaz gráfica de usuario, es bastante meritorio.




Como bien sabéis los que me leéis, durante este tiempo la WriterMachine la he usado "para todo". Me ha permitido agilizar el trabajo en multitud de ocasiones. De empezar siendo una aplicación destinada a poner texto largo en Twitter (que sigue siendo muy útil para eso, y la sigo usando para ello), ha pasado a ser todo un valioso recurso multimedia. Gracias, además, a la incorporación de la funcionalidad que permite incrustarle imágenes la he podido utilizar incluso para realizar reportajes para Zona Casio. De hecho, la he usado para ahorrarme muchísimo trabajo en las novelas y relatos, en el especial F-91, para anunciar notas de prensa y lanzamientos, parar ahorrarme la edición de incluir leyendas en las imágenes (y usar a la WriterMachine como información accesoria en reportajes y artículos), e incluso para apoyarme en ella haciendo reportajes enteros, como el del G-001, que de otra manera hubiera sido muchísimo más tedioso.

La WriterMachine, además, me ha permitido relacionarme con algunas compañías (aunque he de reconocer que esto últimamente lo estoy dejando, y los packs los hago ya para lo que a mí me guste, o de compañías que me apetezcan), entre ellas con la gente de SAET Sweets quienes, por cierto, me agradecieron personalmente el pack. También a Yumas les encantó su pack y otros, como el de la PAN AM, también tuvieron su protagonismo entre los aficionados a la aviación.


No obstante reconozco que mis packs preferidos son bastante diferentes. Me gusta mucho el Pizarra, quizá por ser tan especial y con esos verdes pastel que tanto me encantan. El de Alpine (pronto se presentará el nuevo coche, por cierto), con un trabajo de trazos que es de los que más satisfecho me ha dejado. Por otro lado, siento una especial predilección por el de MM (de hecho, lo convertí en el "pack oficial" de RevistaCoche), por el de Mechanic Calculator (uno de los que más trabajo me ha llevado, simular teclas en 3D y de dimensiones tan pequeñas no es nada fácil), y, por supuesto, por el que uso casi siempre: el de Zeptor, obteniendo imágenes, diseño y colores de la marca del INSI Group.

Con la última versión, la 1.6, podría decir que la WriterMachine ya ha llegado a un estado "de madurez". Tiene muchas cosas, muy completas, y es muy polivalente. De una simple "aplicacioncilla" para Twitter es ahora toda una herramienta portable multipropósito (me gusta mucho esa "palabreja"), que tanto puedo usarla en un blog, en una red social, o para anotar lo que sea. Supongo que a nivel de distribución la penaliza bastante el que sea en español, que sea para Windows exclusivamente, y que solo tenga versión de 32 bits. Teniendo en cuenta que no busqué hacerla popular y que a mí me sirve así, de momento así se quedará (y lo de 32 bits, mientras siga corriendo con mi antiguo Windows, no va a cambiar). Además, que sea 32 bits la necesito para que pueda funcionar en mi Windows 2000 virtualizado.


En un futuro lo único que se me ocurre añadirle (no quiero que pase, en ningún caso, de los 500 kbs de peso, y espero no pasarla de ahí, para hacerla además de portable, ligera) es una función de estadística, que informe de las palabras escritas (de las letras ya informa) y poca cosa más. Con los últimos añadidos, incluyendo la posibilidad de personalizar desde un cuadro de diálogo los colores, creo que está ya muy completada.

Agradezco, por cierto, cómo no a todos los que han recurrido a ella para probarla, especialmente a Guti que, por sus conocimientos en programación y en diseño de aplicaciones me aportó una valiosísima información en los primeros estadios de la WM, sin él, el proceso de crecimiento de la WriterMachine habría estado muy lastrado.


Por supuesto, estoy también abierto a sugerencias en cuanto a packs, aunque confieso que, de momento, si sigo diseñando algunos para incorporarle, me centraré solo en los que a mí me apetezca hacerle. Puntualmente si me proponen alguno interesante puede que lo haga, pero tendrá que ser alguno que de verdad me resulte atractivo.

Entiendo, para finalizar, que una aplicación de este tipo en la era de los móviles y los smartphones en la que estamos es un poco luchar contra corriente, pero su utilidad -para mí, al menos, que no uso smartphones- es tan grande, que de no tenerla la echaría bastante de menos. Además, me agiliza mucho mis ratos ante el ordenador, y eso es una enorme ventaja que me hace sentir bastante satisfecho con ella.



| Redacción: Bianamaran.blogspot.com

1 comentario :

  1. Menuda currada. 7 versiones y 42 packs. Muy meritorio, y muy genero so que sea gratis.

    ResponderEliminar

El Imperio