21.1.17

Tesoros en Ebay de incalculable valor a precio regalado


Estamos hartos de ver en Ebay relojes medio destrozados pero que, como son raros o antiguos (de los digitales Casio de los ochenta, por ejemplo) se ofrecen a precios estratosféricos. Pasa algo muy parecido con estilográficas, y objetos similares. Sin embargo cuando eres profesor de teología en la Universidad de Texas y te especializas en textos antiguos, ¿qué buscas? Pues eso: textos que podríamos decir "raros". Un día, el profesor Geoffrey Smith de dicha universidad se encontró en Ebay un trozo de un papiro, que incluía algunas líneas del Evangelio de San Juan. Lo raro es que era un papiro, cuando la mayoría de los textos de ese evangelio nos han llegado a través de códices. En dicho papiro había seis líneas, escritas en griego, correspondientes a los versículos 50 al 51 del capítulo 1 del Evangelio de San Juan. Alguien lo había puesto a la venta... ¡por 99 $!

El profesor Smith no pujó. Extrañado, decidió hablar con el vendedor para analizar el papiro y poder constatar su originalidad. Resulta que el papiro tenía nada menos que unos 1.700 años de antigüedad (no se si llegarán a tanto nuestros pen-drives...) y su valor era enorme. Cuando se lo contó a su propietario, por supuesto lo retiró de la venta.




Pero, ¿cómo llegó alguien a tener en su poder una pieza de tanto valor, y no saberlo? Resulta que en realidad el fragmento pertenecía a otro profesor de la Universidad de Chicago, era parte de la colección privada de Harold R. Willoughby. El señor Willoughby murió en 1962 y, tras su fallecimiento, simplemente los familiares almacenaron su colección y se olvidaron de ella.

Años después, en 2015, uno de sus familiares estaba buscando entre los documentos cuando se lo encontró, y decidió cogerlo y ponerlo a la venta en Ebay, creyendo que sería un trozo de papel sin demasiado valor. Nada más saberlo, coleccionistas de todo el mundo empezaron a pelearse por él, ofreciéndole, obviamente, cantidades de dinero muchísimo más jugosas.


El profesor Smith, que fue quien lo encontró, animó a su dueño a donarlo a una institución para que cualquier investigador pudiera acceder a él para su estudio. La verdad, he buscado y no sé qué fue de él tras todo esa polémica, si al final lo vendió, o lo cedió. La página original en Ebay luce como cancelada la oferta (obviamente), y tampoco volvió a ponerlo en ella a la venta. Espero que haya acabado en buenas manos, en cualquier caso. Era mucho riesgo, porque podría haber sido falso, pero si alguien llega a adquirirlo por aquellos 99 $ hubiera hecho, sin duda, la compra de su vida.

| Redacción: Bianamaran.blogspot.com

4 comentarios :

  1. Impresionante la de cosas que se pueden encontrar a la venta en Ebay, en este caso un pasaje impresionante del evangelio de San Juan ¡INCREIBLE!

    Gracias Bianamaran por el Post, los versículos 50 y 51 de San Juan 1 son verdaderamente profundos y reveladores.

    Si tuviera que rescatar solo un libro de la Biblia me quedaba con mí favorito, el Evangelio de San Juan que irradia la Luz y la Potestad del SEÑOR mejor que ningún otro libro de la Biblia, el que se alimente con el Evangelio de San Juan saldrá de la oscuridad y vera la Luz.

    El que quiera alimentarse de la palabra del SEÑOR, que cierre los ojos y que respire el espíritu de verdad: https://www.youtube.com/watch?v=zy-65bxROig

    ResponderEliminar
  2. Sí, el Evangelio de San Juan también es uno de mis libros favoritos de la Biblia.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico artículo. Es una de las cosas que tienen muy bien en la mayoría de EE.UU. Las casas tienen espacio, lo que permite guardar "trastos", que luego resultan valiosos, o no. Pero se guardan. Esto permite además de que se rueden programas de subastas, el que haya acumulación de estos objetos.

    Aquí no podemos hacerlo. Como mucho sellos, pero hasta algo tan pequeño como relojes, acabará consumiendo un espacio que no tenemos.

    ResponderEliminar
  4. Eso es cierto, allí las ciudades no solo crecen a lo alto, muchas sobre todo crecen a lo ancho, y permiten tener unos barrios enormes con casas con su jardín. Además, eso tiene otra ventaja: que es mucho más fácil aparcar.

    Claro, luego la gente va al centro de la ciudad y ahí la cosa cambia, pero allí no hay esa manía por hacer todos pisos por todas partes.

    ResponderEliminar

El Imperio