16.11.15

¿En qué acabó convertida La Constitución?


Durante estas últimas semanas he estado preparándome para unas oposiciones, no para obtener plaza, que sé que eso es materialmente imposible con los miles de aspirantes que hay, sino para poder al menos optar a entrar en la bolsa de trabajo y, en un "futurible futuro" poder tener la remota posibilidad de acceder como interino.

No son las primeras oposiciones que hago, de hecho ya llevo dos aprobadas (una de ellas para Hacienda, y por algún archivo debo estar perdido), y aunque en este caso el temario no era tan soporífero como en otras, admito que cada vez tengo más problemas con algo: cada vez tengo más problemas para tragarme "el panfleto" en que se ha convertido la Constitución.




Siento en el alma decirlo, porque sé que la Constitución es a lo máximo que hemos podido llegar en democracia los españoles, pero es francamente vomitivo. Su contenido ha pasado a ser totalmente papel mojado, ¿en serio se cree alguien lo que pone en él? Desde luego los políticos que tenemos menos, y el presidente del gobierno, Rajoy, el menos de todos. Con su ley de Seguridad Social se pasó "por el orto" toda la Constitución como si fuera papel higiénico. Y con el aplauso y beneplácito de todos los grupos políticos, el del PP el primero, por supuesto.

Los artículos con los que tengo mayores problemas, o unos ejemplos de ellos, que parecen de novela de ciencia ficción, muy bonitos cuando los lees a la lumbre del fuego en tu chimenea pagada por los españoles en la Moncloa o la Zarzuela, pero que desaparecen cuando uno sale a la calle y ve la realidad, son éstos:

Artículo 24:
1. Todas las personas tienen derecho a obtener tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión.

Artículo 27:
5. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y a la creación de centros docentes.

Artículo 35:
1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin discriminación de sexo.


Artículo 39:
1. Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia.

Artículo 41:
Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos que garantice la asistencia y prestaciones sociales ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo.

Artículo 43:
2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios.

Artículo 47:
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.

Artículo 50:
Los poderes públicos garantizarán la suficiencia económica de los ciudadanos durante la tercera edad.


En serio: ¿alguien se cree ESO? ¿Dónde está? ¿Dónde se ve? ¿Quién lo hace? Lo de "una vivienda digna" ya lo dejo por imposible, pero lo de que los poderes públicos velarán porque todos accedamos a la educación y a la salud, que baje Dios y lo vea.

La protección a la tercera edad y que se garantiza la supervivencia económica de los ancianos me da auténtico pavor cada vez que lo leo. Conozco familias con ancianos que están al borde de la miseria, y mi pobre madre que en paz descanse tuvo que malvivir hasta el fin de sus días con una mísera pensión pagando piso y quedándose sin poder comer a mediados de mes. Y encima teniendo que pagar todos los medicamentos tras la reforma sanitaria del incompetente de Rajoy, mientras él desperdiciaba ese dinero de pobres ancianas para comprarse ese horrendo tinte que usa para el pelo con el cual disimular sus canas y dar la imagen de joven. Lo siento pero estas cosas me encienden, así que no continuaré.


Tampoco me meteré con el rey, esa especie de florero de adorno que tenemos, cargado de hijas a las que ahora tenemos que mantener todos los pobres con nuestros impuestos y pagarles las carreras hasta que algún tontaina se las lleve. Ni a las fuerzas armadas, que en teoría protegen el estado de derecho y a los ciudadanos y a los únicos que protegen a la hora de la verdad son a esos delincuentes que tenemos como reyes y reinas que, para más sorna, ahora son "eméritos" (o sea, viviendo del cuento "para siempre").

Y no entremos en profundidad con eso de "garantizarán el acceso a la educación" para todos. Cuando daba clases de apoyo en Cáritas había niños que hasta mediados de año no podían tener libros de texto, algunos iban con hojas sueltas de folios extraídas de las solapas de otros libros, usándolas para escribir. Y este mismo año una chica pedía ayuda o libros de segunda mano porque no podía hacer frente a los más de 300 euros que le pedían por los libros de texto para cada uno de sus hijos (uno de los motivos por los que me eliminaron la cuenta en Facebook, por cierto, por denunciar estas cosas). ¿Esta es la garantía de "educación para todos" que los "poderes públicos" tenían que garantizar a los españoles, según la Constitución? ¿Y dónde narices están esos "poderes públicos", si puede saberse? En las reuniones de los Ministerios y en las cenas de diputados en Bruselas no los necesitamos, los necesitamos aquí y ahora. Si cientos de miles de niños no pueden ni siquiera terminar la educación básica, ¡cómo van a tener acceso a la Universidad o a estudios superiores! La Constitución lo pone, y hay que cumplirlo, y es ilegal no hacerlo. Pero nadie lo cumple, ¡y el primero en no hacerlo es el Gobierno, al que no le importa saltarse la ley y obrar ilegalmente, o ensuciar con otras leyes a medida aquéllas que no les conviene cumplir! Pero ahora sáltate tú esas leyes llevándote un pan o un vaso de leche para darle de comer a tus hijos, verás cómo cae todo el peso de la ley sobre ti.


Me duele ver que una Constitución parece simplemente redactada para callarnos las bocas, y lo único que cumplen de ella es su parte interesada (eso no lo cambian), como los reglamentos y leyes que redactan ellos y en los cuales ponen sus normas de inviolabilidad, sus leyes de aforamiento (porque se blindan como intocables e incluso no se les puede detener ni aun cometiendo delito, a no ser que éste sea "flagrante", ¡toma ya!), y en donde ponen también hasta las cantidades de cuánto quieren cobrar en sus nóminas.

Por desgracia la Constitución no se cumple, no me extraña que no le de ya nadie importancia, porque todo el mundo en la calle sabe a estas alturas que sólo cumplen lo que ponen en ella cuando les interesa a los que tienen el poder. ¿Y el resto? El resto a rogar por un sueldo en unas oposiciones y a dejar sus desaires en un mísero blog, porque hasta la voz en los medios públicos de gran difusión nos la han quitado. Los controlan ellos, y allí como hables así no vuelves.

Por supuesto, vivimos en una mentira, y nos gobiernan mediante una mentira a la que le han dado en llamar Constitución. Una mentira con palabras bonitas y adornadas para mantenernos las bocas calladas y los labios sellados. Así que no me extraña que este examen no lo supere por fallar todas las preguntas referentes a la Constitución. Es imposible creerse eso.

| Redacción: Nelbu para Radio Ibérica

3 comentarios :

  1. Muy cierto. Fabulosas ideas, en las que no se ha puesto el énfasis necesario para llevarlas a cabo.

    Y es lo que pasa, empieza una democracia con ilusión, pero luego todos se corrompen, y acaban mirando a lo suyo.

    Muchos politólogos han comentado que el gobierno perfecto en una sociedad avanzada, que dudo sea nuestro caso, no es una democracia.

    ResponderEliminar
  2. El día que descubres la verdad sobre los Reyes Magos, Papa Noel…. Se acabó la infancia, el día que descubres las miserias de La Constitución, la Democracia y la Justicia es cuando te das cuenta de que en este mundo las decepciones están garantizadas, eso por no hablar del amor, hay personas que no pueden soportar tantas mentiras y engañifas y se dejan perder por las corrientes imperantes del momento, al final la única forma que hay para sortear tantos engaños esta en elevar la conciencia individual, al menos sabes que te engañan.

    ResponderEliminar

El Imperio