15.1.16

Cuando las condiciones son verdaderamente duras, lo antiguo y probado no tiene rival


Ya os he dicho que muchos de los posts que hago los suelo realizar en el trayecto mientras voy y vengo a casa. Hacer eso, escribirlos, durante los meses de verano y primavera, o cuando hace buen tiempo, es una tarea bastante relajante, porque mientras la ciudad amanece delante de mí, o mientras voy viendo la ciudad revivir, el tráfico en las calles masificarse, los edificios despertarse, y los barrios cobrando vida y aumentando cada vez más y más su ajetreo, pues mientras voy viendo eso voy escribiendo en mi móvil (un Samsung con teclado qwerty) diferentes posts dedicados a diversas temáticas, muchas de ellas de Casio, pero otras veces temáticas variadas, reflexiones, opiniones y también anécdotas o experiencias que les puedan resultar útil a alguien.

Hacer eso en los meses de verano, como he dicho, en los meses durante los cuales hace buen tiempo, es un trabajo bastante agradable. Sin embargo en estos meses de ahora, en pleno invierno, cuando llueve sin cesar, cuando la gente en sus casas aprovecha hasta el último minuto para salir de sus camas y empezar a moverse, cuando la lluvia cae incesantemente y hace un frío atroz, realizar esos posts que antes resultaban tan agradables pasa a ser una tarea realmente molesta. Una de las razones es que las manos se te congelan de frío cuando las sacas de tus bolsillos para escribir una frase en el móvil, y si llevas guantes, como algunas veces lo he intentado, es imposible escribir con ellos: pulsas una letra y te salen dos, y para terminar un párrafo que un día normal y tranquilo de verano tardas medio minuto, pues llegas a invertir dos minutos peleando con el móvil. Por lo tanto es una tarea tediosa y desagradable.




Así que lo que solía hacer era, en lugar de escribirlos, dictarlos. O sea: grabarlos mediante el móvil, con notas de voz. Por fortuna ahora nadie se asusta al ver a alguien con un móvil hablando al oído. Antes hubiera llamado la atención y la gente me habría mirado como un loco, pero como ahora es lo más habitual ver a alguien hablando con un teléfono móvil, y no saben si estás hablando con alguien o estás grabando un post para un blog, entonces no es algo que sea llamativo. El problema de grabar los posts en audio es que, cuando son algo largos, para transcribirlos a ordenador se tarda mucho tiempo: tienes que ir escuchando cada audio, pausándolo cada poco y tardas una eternidad en ir pasándolo al blog. Además, como mi móvil no graba en MP3, sino que es un antiguo Nokia que graba en AMR (el Samsung está estropeado y no graba audio, algo muy habitual en los móviles Samsung, por cierto, ya me ocurrió con varios), el reproductor de música no puede adelantar ni atrasar lo que dictes, por lo que la grabación solamente es posible pausarla.

Por ello, si se te escapa una palabra o término, o un trozo de audio por el ruido o por lo que sea ha grabado mal y tienes que volver a escucharla para agudizar mejor el oído, tienes que volver a darle a iniciar de nuevo y escuchar todos los minutos de archivo grabado desde el inicio. Para intentar minimizar esos defectos al menos, uso una técnica, que es ir hablando muy pausadamente y muy despacio, pero claro, eso es bastante molesto tanto a la hora de grabarlo, como a la hora de escucharlo, ya que parece que estás transcribiendo la narración de alguien que está empezando a aprender tu idioma.


Además de esas dificultades hay otra más añadida, y es que cuando hace frío suelo llevar prendas que cubren la garganta. Si hablas por el móvil no puedes usar este tipo de prendas, ya que tienes que dejar la boca libre para que la grabación se oiga medianamente bien, así que si quieres recurrir a grabar el post, tienes que dejar las vías respiratorias libres, y ése es un gran problema cuando hace una helada o bajan mucho las temperaturas a primeras horas de la mañana.

Así que, es curioso pero a pesar de los años en que estamos, cuando las dificultades son terribles lo mejor que sigue funcionando es volver de nuevo a lo tradicional, a lo antiguo, a lo que siempre se ha usado, como si fuera comparativamente un smartwatch con un digital auténtico y original. En el digital verás la hora en casi cualquier condición de luz, y te servirá fielmente durante mucho tiempo gracias a su autonomía, mientras que el smartwatch, de momento, no tiene nada de eso, y es una molestia cada vez que quieras ver la hora el tener que andar toqueteando la pantalla. Y eso es más o menos la solución que he decidido adoptar también para los posts, cuando las condiciones climáticas son verdaderamente duras, y consiste en regresar a un simple bolígrafo y a una libreta o cuaderno de notas.


Con un cuaderno pequeño, y un bolígrafo con mecanismo retráctil, puedo ir anotando el artículo con mucha más facilidad. Además, cuando está lloviendo y utilizas el móvil, como el móvil lo manejas con ambas manos, no te queda sitio para llevar el paraguas, así que es bastante incordio llevar el paraguas y escribir en el móvil con ambas manos, mientras que si escribes con un cuaderno y un bolígrafo tradicional puedes sujetar con la misma mano el paraguas y el cuaderno, ya que escribes con una sola mano, y con esa mano puedes realizar el artículo puesto que para escribir sólo necesitas una.

El bolígrafo que me gusta llevar conmigo, que siempre me ha gustado, es uno que tenga la característica de poder utilizar recambios genéricos con él. No me gustan los bolígrafos que tienen capuchón extraíble, porque es un incordio el capuchón en este tipo de situaciones, tampoco los de tipo de punta extraíble a rosca, porque con guantes da mucho más trabajo sacarlo y guardarlo.

El caso es que ya me gustaría jubilar mi antiguo Inoxcrom Toledo, no solamente porque ya se ha ganado un más que merecido descanso (me ha acompañado en muchos exámenes, y ha llevado una vida nada fácil) y porque, como podéis comprobar, está bastante destrozado el pobre, sino, y sobre todo, porque fue un regalo de mi madre. Originalmente venía en un bonito estuche, acompañado de un portaminas del mismo estilo que me duró muy poco tiempo, sin embargo el bolígrafo, gracias a su robusto cuerpo de metal, aguantó hasta el día de hoy.

Es curioso lo mucho que apreciamos estas cosas y el enorme valor que le damos cuando los seres queridos que nos las han regalado ya no están con nosotros. La verdad es que fue un bonito regalo de mi madre, hecho en España por una compañía como era Inoxcrom que, paradójicamente, acabó malvendida por menos de lo que cuesta un boli. Una alternativa es restaurarlo, además, hay gente que vende este mismo modelo todavía en estado NOS, pero es algo que, aunque me lo planteé en un principio, no pienso hacer. Y no pienso hacerlo porque aunque su aspecto mejoraría y podría volver a usarlo, ya no sería el mismo bolígrafo, ya no sería el mismo que me regaló mi madre, sino uno restaurado, y ante eso prefiero guardarlo y conservarlo tal como está.

Otra característica que me gusta mucho del Inoxcrom Toledo era -y es- su combinación de colores, ese rojo burdeos que tanto me encanta (creo que está claro por el color del blog, ¿verdad?) y su plástico duro y resistente.


Así que, para sustituirlo, he estado recorriendo algunas de las librerías de mi ciudad. Me llamó la atención que no encontré un modelo con un recambio genérico, como son éstos -ya que aunque el bolígrafo lo voy a guardar, quiero seguir usando recambios genéricos como los que llevaba-, que tuviera el cuerpo con partes de plástico. Todos los que me he encontrado tienen partes de goma, supongo que será más cómodo a la hora de escribir, pero la pieza esa de goma que se te queda entre los dedos me da bastante asco, porque parece pegajosa o... No se, no me siento a gusto con ella.

Al final tuve que ceder y, mientras sigo buscando algún bolígrafo que sea parecido a mi antiguo Inoxcrom Toledo, adquirí un blíster de bolígrafos de la marca Paper Mate, el modelo 300 RT. Este modelo no tiene recambio genérico y, además, llevan lo que os comentaba de la parte esa "gomosa" en la zona de agarre, pero por el precio que tenían (poco más de dos euros) me sirven para salir del paso mientras doy con algún modelo que me guste. Mi preferencia sería por un modelo de plástico blanco, con toques de bourdeos, o bien de metal y bourdeos, como mi querido Inoxcrom Toledo, pero de momento no he dado con nada similar. He utilizado incluso el buscador de Pilot, pero con mis preferencias ellos solo parecen tener plumas estilográficas, y aunque son muy bonitas -me imagino que también caras- prefiero llevar conmigo un bolígrafo y no una pluma, porque no me agrada mucho "el raspado" que este tipo de instrumentos de escritura hacen sobre el papel.


Por cierto, hago un inciso para que observéis que los recambios de Inoxcrom ya no se fabrican en España, desgraciadamente, y además, encima, vienen con menos tinta que antes. Es poca la diferencia en carga de tinta, pero cuando fabricas miles de recambios me imagino que el ahorro que les supondrá en forma de beneficio al ponerles menos tinta se notará bastante. Y eso que el precio de estos recambios no puede decirse que sea precisamente muy barato (sí son competitivos y cuando tienes un bolígrafo que te gusta sí que compensa comprarle recambios, pero a este paso va a ser mejor comprarse el bolígrafo entero en lugar de los recambios, como sigan así).

Respecto a los cuadernos que llevo, suelo preferir los archiconocidos modelos School de la marca española Pacsa (y fabricados en España, por cierto), en medidas de 75 x 105 (4 x 4 mm. de cuadrícula), son muy asequibles (unos 0,48 euros, no llegan al medio euro) y tienen ochenta hojas. Además, son fáciles de manejar al tener la espiral en la parte superior del cuaderno, y tienen el tamaño justo y el grosor adecuado para llevarlos en un bolsillo. Los suelo adquirir en Carlin porque es el único sitio en el que he visto que si te falta algún céntimo a la hora de pagar, te lo perdonan. Además, al menos la franquicia de aquí, son muy cordiales en el trato.

En resumen, que si doy con un bolígrafo parecido ya os lo traeré y os lo presentaré para que me digáis vuestras opiniones, o por si tenéis curiosidad. Confío en que aún haya alguien que los siga fabricando o, por lo menos, encontrar algún sitio donde todavía los tengan en stock. Espero que sí.


| Redacción: Radio Ibérica

16 comentarios :

  1. Pues en Carlin tienes este de Pelikan que funcionan conrecambio universal, ¿no lo habías visto? https://www.carlin.es/BOLIGRAFO_METAL_JAZZ_VELVET

    ResponderEliminar
  2. Sí, gracias, pero ese es de mecanismo rotatorio :D Tiene que ser mecanismo retráctil. Es una lástima, porque ese modelo sí me gustaría, el blanco al menos (lástima que no tengan burdeos, pero bueno). Además tienen un precio bastante atractivo, es una pena que no sean retráctiles.

    ResponderEliminar
  3. El tema de Inoxcrom, es un tanto complejo, ya lo has leído en mi blog. Ahora son dos compañías, una cooperativa que apenas fabrica en España (auque algunas cosas sí), y otra empresa, que fabrica la mayoría de cosas aquí: Inoxcrom/Inoxgrup e IXC.

    Al menos en estilográfica si son Made in Spain.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, es un rollo, y a la página ya podían darle un repaso, porque es caótica :D

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. La marca Inoxcrom es fantástica y el modelo Toledo tiene fama de ser muy bueno, yo tuve uno de esos hace muchos años y son muy buenos, Inoxcrom tienen muy buen material de escritura y a muy buenos precios, yo tengo bastantes bolígrafos Inoxcrom y son de mís favoritos, los prefiero antes que los bolis Bic que son muy básicos.

    Hace tiempo me paso algo parecido, estaba buscado mí bolígrafo favorito de siempre, uno de plástico transparente muy conocido en la década de los 80´ el Staedler Stick 430 M y cual fue mí sorpresa que apenas lo tenían, tuve que recorrerme decenas de papelerías, al final dí con una que los tenían escondidos hace décadas y me los lleve todos, este bolígrafo te hace una letra bonita y es de los baratos, a mí me gusta apretar fuerte y con este Bolígrafo disfruto mucho escribiendo, me encanta, también di con uno que me impresiona mucho por su calidad y bajo precio, se trata de Paper Mate Injkjoy 100 - 1.0 M, escribe de fabula, parece de gel de lo Suave y rápido que escribes con él, es fantástico, pero la letra la hace más bonita el Staedler 430 M junto con el mítico Parker Jotter.

    Para tomar notas en lápiz por la calle me gusta muchísimo el Pilot Rexgrip 0.5 junto con el mítico Staedler Marsmicro 0.5 más técnico para escritorio.

    En Plumas las mejores para no complicarse la vida y obtener buenos resultados son las Parker Vector de Los 80´ junto con la económica Pluma Parker Jotter que son duras y escriben muy bien las dos y que las puedes recargar fácilmente por 4 duros y encontrar su tinta en cualquier país del mundo, después cualquier Pelikan incluso escolar que también se pueden cargar por poco dinero con el bote Pelikan 4001, aunque para lo que buscas te aconsejo que veas las Kaweko Sport que las puedes llevar hasta en los bolsillos, son fantásticas.

    A pesar de todas mí preferencias siempre suelo llevar un Inoxcrom de plástico encima, es una especie de Jotter en color azul y con el recambio típico de Inoxcrom, como bien dices Nelbu al final acabamos recurriendo a lo seguro, creo que he visto un modelo similar al Inoxcrom Toledo pero de otra marca, cuando de con él te aviso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras Apolino, eres una enciclopedia andante de útiles de escritura :D El Staedler Stick ese es mítico, y es duro como una piedra.

      Tienes mucha razón, creo que voy a seguir con Inoxcrom y además encontré un modelo muy parecido a lo que buscaba. A ver si doy con él en alguna tienda. Ya os contaré :)

      Eliminar
  6. Hola Nelbu, el bolígrafo que buscas es el Inoxcrom B77 o en su defecto el Inoxcrom B55, cualquiera de los dos con los recambios Inoxcrom te van a encantar, también podrías probar algún Parker Jotter (Que es un bolígrafo mítico donde los haya que te va a durar toda la vida) que no son caros +10 Euros y les puedes poner también los recambios de Inoxcrom junto con los Parker

    Suerte y ya nos dirás por cual te has decidido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has pillado :D Exacto, voy a buscar ese, el 55 de Inoxcrom (y así de paso sigo con la marca). A ver si doy con él en burdeos.

      El Jotter de Parker está muy bien y tiene una pinta muy buena, el problema es que la flecha esa de Parker en el clip me da repelús... O_o

      Gracias Apolino

      Eliminar
  7. El Zebra F301 es muy parecido a ese Inoxcrom, viene en negro y azul

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Daniel. Está genial el Zebra F-301 y es muy bonito, y además tienen una calidad genial (me encanta el clip que tienen). Lo malo es que el recambio no es genérico, quiero decir, no le puedes poner un recambio de cualquier otra marca. Lo que buscaba era un bolígrafo con recambios tipo parker, de esos que encuentras por todos lados, para poder usar la tinta gel de Inoxcrom aunque el bolígrafo sea de cualquier otra marca.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. El Zebra F301 esta muy bien, también hay otros bolígrafos interesantes como el Sheaffer Sentinel, pero ninguno de los 2 tiene recambios compatibles con Inoxcrom ni con Parker.

    A nivel de bolígrafos la calidad que ofrece Inoxcrom 55 es insuperable, además de el bajo precio que tienen sus recambios, un escalón por encima tenemos a Parker que tiene la ventaja de que puedes usar los cartuchos que quieras en un Jotter como los de gel, rotuladores y todos los de Inoxcrom, para mí estas dos marcas son fantásticas y ya depende de las preferencias personales de cada uno.


    Ahora, si hay que subir un poco más de peldaño ya habría que irse a los Cross Century y a las Waterman Hémisphère (como escriben las condenadas), pero estos magníficos bolígrafos que escriben a gloria tampoco se llevan tanta diferencia con los Parker Jotter, quizás un poco si con Inoxcrom, pero a pesar de todo Inoxcrom a nivel práctico me gusta más.

    Hoy en día comprar un bolígrafo Inoxcrom básico como el 55 de unos 5 Euros y una pluma Inoxcrom básica ( Basix Office de 4 Euros ) son una apuesta segura y escriben mejor que otras marcas que triplican y cuadriplican su precio, y los recambios y cartuchos de tinta están casi regalados de precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cross Century 100€!!! Pero tú donde vas, Apolino!!! Para para, que por 100 € casi me compro otra bici nueva! Jajajaja! Te pasas, además para escribir deprisa y corriendo... Hombre no se, si fuera para escribirle una carta de amor a una pelirroja igual tal vez mereciera la pena :D

      Las Waterman Hémisphèr no son de pulsador, así que tampoco me servirían, en todo caso.

      El problema de muchos de esos bolígrafos es que si escribes mucho rato te cansan los dedos, Inoxcrom debería fabricar el cuerpo principal como fabricaba antes los Rocky, que eran mucho más cómodo. Ya se que en cuestión de estas cosas muchas veces prevalece la estética a costa de comodidad, pero que una pluma -por necesidad tiene que ser más gruesa- sea más cómoda al tacto y al uso que un bolígrafo convencional, con la libertad que te da la fabricación de un bolígrafo hoy día, me parece un desacierto total.

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Yo cuando compro una cosa lo miro absolutamente todo, en su día el Casio W-59 gano la comparativa que hice con los relojes Casio y estoy encantado, no hay nada mejor que ese reloj por dicho precio, en la escritura soy igual de escrupuloso, hazme caso Nelbu, ves a un gran almacén …..ECI ( allí las tienen…) y cómprate una pluma Inoxcrom Basix Office con cuerpo transparente “tienes varios colores para escoger” que cuesta 4.10 Euros, viene con 4 cartuchos gratis y el Pack de 5 cajas cuesta 2.50 Euros y tiene 30 cartuchos en total, te aseguro que vas a disfrutar de lo lindo, escriben de categoría y sale más económico que escribir en bolígrafo, puedes hacer que la escritura salga fina o gruesa, tiene el plumín de los 80´ de las plumas Sakyo que es una todoterreno, es de un nivelazo impresionante para lo que vale, mejor que cualquier rotulador e incluso que muchos bolis.

    Los Cross y la Waterman son ya para el que disfruta escribiendo, para el que siente lo que escribe, es como cuando cierras los ojos al tocar un instrumento musical, sobre todo con la Waterman, valen dinero pero la verdad es que la relación calidad precio es sensacional, las tienes en Plata, Oro y demás, pero también están en metal que son más económicas y escriben igual.

    Según mí experiencia los mejores utensilios de escritura que he probado en relación calidad precio son los siguientes.

    Para escribir en Pluma por 4 duros la Inoxcrom Basix y si quieres algo mejor la Parker Vector, en bolígrafos de plásticos los Staedler 430M para escribir bien y despacio y para ir como el rayo el Paper Mate Inkjoy 100 1.0M

    En Bolígrafos el Inoxcrom 55 y el Parker Jotter y Vector, los 3 tienen recambios intercambiables y escriben muy bien además de tener más presencia.

    Para todo lo demás el Boli Bic de toda la vida… je je je

    ResponderEliminar

El Imperio