30.1.16

Y Google nos deja... con un palmo de narices


Ayer me sorprendió al abrir el navegador Google Chrome y ver que aparecía un mensaje emergente anunciando que Google dejaría de darle soporte al Chrome en Windows XP y Windows Vista. Ya de por sí el Chrome no me gusta por la forma de tratar las actualizaciones (lo hacen en segundo plano y lo actualizan sin que puedas elegir el momento cuando quieres proceder a dicha actualización, al contrario de como siempre solían hacer el resto de navegadores), pero dado que lo utilizo como mi navegador para publicar en Blogspot (Firefox y Opera dan problemas, sobre todo con la gestión de imágenes) que Google lo retirara de buenas a primeras me causaba -me causa, en realidad- bastantes problemas.

Así que la única alternativa, si Google dejaba de prestar servicio con él (el que no le dé soporte tampoco es que me quite el sueño, peor para ellos) era utilizar un navegador basado en WebKit, la plataforma sobre la que funciona el Chrome y de esa forma asegurarme que Blogspot siguiera siendo funcional aunque el navegador no fuera el de Google.




Decidí entonces recurrir a Safari, pero cual sería mi sorpresa cuando veo que Apple ha dejado de ofrecer su navegador para Windows. Tampoco perdía nada, porque de los tiempos en los que lo probé pude constatar que el Safari es bastante inestable en Windows (en consumo está muy parejo al Chrome, más o menos). Pero para lo que yo quería -para publicar en Blogspot- aunque siguiera siendo inestable me servía igualmente.

El caso es que Apple retiró cualquier referencia de descarga en Windows, pero por fortuna aún se puede descargar desde su propia web (en este link tenéis el instalador) en su versión 5. Me sobra y me basta para lo que quiero hacer, y si Google ha decidido que su Chrome solo lo usen quienes tengan lo último de lo último en sistemas operativos, pues allá ellos. Con el Safari no solo me evitaré sus horrendas y monstruosas actualizaciones (que encima pesan auténticas bestialidades), sino que me evitaré soportar mensajes como ese aviso en el que demuestran que el navegador, aunque lo uses, siguen teniendo sobre él todo el control. De hecho hasta en la descarga te pasan un enlace al instalador, pero no al ejecutable instalable, que se lo reservan para ellos.

De Google ya no me sorprende nada, esas políticas que tienen de "hoy te damos esto y mañana te lo quitamos" ya las he sufrido varias veces, como cuando bloquearon la publicidad en sus Sites o dejaron de dar soporte Javascript en ellos, o de la noche a la mañana cuando nos enviaron un correo, a los que teníamos un Grupo en sus Google Groups, diciéndonos que casi toda la funcionalidad del servicio iban a quitarla y nos quedamos con toda nuestra infraestructura "al aire". Eso sin contar su "historia" con Google Wave y tantas otras.

Por desgracia tendremos que seguir tragando, qué remedio nos queda, porque su poderío es tal que no se puede hacer otra cosa (este mismo blog, por ejemplo, se sustenta con ellos). Pero nada es eterno. Google tampoco. Y el día que se vengan abajo -que llegará, tarde o temprano- yo no seré el primero en ir a darles el pésame al velatorio. Ni mucho menos. Se lo tendrán merecido por monopolistas y por esa política tan cerrada y dictatorial que tienen.

| Redacción: Radio Ibérica

3 comentarios :

  1. Tienes Vivaldi y Opera por ejemplo. Asi mismo, me parece que Chromium dará soporte a XP durante más tiempo que Chrome.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. joder Guti, me vas a matar... No me acordaba de Chromium macho... jajajaja! La edad :D Es verdad, muchas gracias!

      Eliminar
    2. En el chromium sale el mismo aviso, Guti :D Nada, hay más versiones de webkit por ahí, por falta de navegadores no será.

      Eliminar

El Imperio