24.2.16

El testamento vital


Al contrario que en otros países, el Documento de Instrucciones Previas (popularmente conocido como "testamento vital") no es muy popular. Básicamente se trata de un documento vinculante y oficial en el que reflejas cómo quieres ser tratado en los últimos momentos de vida, en caso también de que no puedas hacer uso de tus facultades plenas (por ejemplo, si estás en coma) y también cómo tratar tu cuerpo una vez hayas muerto.

Hace unos meses que decidí hacerlo, y ya me han enviado el documento final de aprobación. No hay muchas personas jóvenes que hagan este testamento, la mayoría son personas ancianas, los jóvenes, por lo general, están despreocupados en cuestiones relacionadas con la muerte.




El testamento se adjunta a tu historial médico, y lo que se incluya en él depende de cada uno. Al ser algo privado y muy personal no voy a decir lo que yo he puesto, aunque sí diré que tienes la opción de donar órganos, incluso todo tu cuerpo a la ciencia. Si eliges esta opción la Administración correrá con todos los gastos del funeral, por lo que esta es una opción a la que recurren bastante personas pobres -aparte de las solidarias, claro- que no quieren que su familia cargue con los gastos que suponen el funeral (que suelen partir desde los 3000 €), o que carecen de seguro de defunción. Por eso si decides elegir esta opción suelen examinar muy bien tu solicitud, porque con esto de la crisis las peticiones de donar el cuerpo a la ciencia se han disparado, debido a la enorme cantidad de gente que no puede pagarse un entierro.

He de decir que no puedes poner cosas ilegales o "alegales", por ejemplo, no puedes poner que te realicen eutanasia si estás en fase terminal o cosas así, ya que entonces no te aprobarían el testamento (de hecho dudo que pase de la fase de revisión).

Yo llevaba bastante tiempo queriendo hacerlo, pero tuve que retrasarlo un año ya que cuando fui a pedir los papeles -aquí los papeles los dan los ambulatorios, que dependen de la Consejería de Sanidad- en todos en los que pregunté me dijeron que no sabían ni qué era eso, lo que da ejemplo del profundo desconocimiento que tienen incluso los propios profesionales de la sanidad, en teoría los primeros obligados a saberlo. Al final, decidido ya a hacerlo sin esperar a que les dieran esa información (en el ambulatorio me negaban una y otra vez incluso que eso existiera, alucinante...), descargué la documentación en un pendrive y la imprimí en una tienda.


Tras cumplimentar los impresos hay que llamar para pedir cita, según me dijeron luego, lo de pedir cita no es porque el servicio esté saturado de personas solicitando el testamento, sino porque tiene que estar presente el encargado de ese registro en particular, que parece ser que tiene días dedicados a ello y no está siempre. Antes de aceptarlo una funcionaria encargada de este trámite conversa y analiza contigo tu situación, para asegurarse de que lo que pones en el documento lo entiendes y estás seguro de ello, y de que estés en uso de todas tus facultades.

Además de con un funcionario, el testamento se puede presentar ante testigos con notario y demás, pero claro, para eso hay que pagar en una notaría, mientras que si eres tú mismo quien vas a la Administración y haces todos los trámites -que no son complicados, por otra parte- te sale gratis.

La verdad es que en el departamento de la Consejería de Sanidad dedicado a estas gestiones el personal me trató estupendamente, nada que ver con el mal trago que pasé recorriendo los consultorios médicos. Te llevan a una sala para interrogarte un poco sobre lo que has puesto en el testamento y confirmar que estás lúcido y en uso de tus facultades (por eso es bueno hacerlo cuando no se esté en las últimas...), pero yo no me sentí incómodo en la entrevista -y eso que soy bastante susceptible-, lo vi como algo normal. Además, debieron verme tan seguro de mí mismo que tampoco me atosigaron a preguntas, y eso que había puesto opciones "para el fin de mis días" algo peliagudas.


Tras la entrevista la funcionaria llamó al encargado del registro, el cual llegó minutos después y ante mí leyó parte del Documento de Instrucciones Previas, pidiéndome que lo firmara empezando con un tono bastante ceremonial diciendo: "estamos ante fulanito de tal...".

A continuación lo rubricó y me dijo que en unas semanas me llegaría una notificación con la aprobación definitiva.

Quiero aclarar que el testamento vital, aun siendo de por vida, no es un documento inamovible. Puedes cambiar algunos de los puntos que hayas puesto en el mismo, incluso revocarlo y anularlo si tiempo después te arrepientes de haberlo hecho. Pero todo eso implica papeleo y trae consigo el realizar más gestiones ante la Administración. Lo digo porque antes de hacerlo aconsejo que se piense muy bien qué se va aponer, y que no nos pasemos tanto por defecto (poniendo pocas cosas y luego arrepintiéndose queriendo añadir más) como por exceso. Se supone que es un documento en firme y que pocas veces vas a modificar, como cualquier testamento.


Yo recomiendo que se haga -por eso yo lo hice- pero con el suficiente asesoramiento y tras sopesar (con nuestra familia, pareja o con nosotros mismos) lo que vayamos a poner. A mí me preocupaba especialmente el que alargaran mi sufrimiento en el caso de estar en un estado de agonía o de muerte irremediable, por lo que dejé bien claro que no me tratasen médicamente si ello no implicaba la curación.

Eso sí, si todo el mundo lo tuviera se salvarían muchas vidas a nivel de donaciones de órganos y demás, porque los médicos no tendrían que esperar a pedir el consentimiento familiar.

Y bueno... Quien piense que es muy joven para hacerlo, que sepa que la muerte no entiende de edad.


| Redacción: Bianamaran

2 comentarios :

  1. Muy interesante, aunque como bien dices poca gente se plantea estos temas.

    El video musical muy bonito, aunque yo me quede en la década de los 80´ y principios de los 90´, este video hará a muchos entrar en la capsula del tiempo con un tema sencillo pero impresionante: https://www.youtube.com/watch?v=acpgignhvxA

    ResponderEliminar
  2. Hace 4 o 5 años estuve mirándolo y me desesperé.

    Veo que no ha cambiado mucho. Me gustaría ser solidario pero si tido son trabas, citas presenciales a horarios de funcionario y papeleo me voy a esperar.

    ResponderEliminar

El Imperio