21.4.16

Antonio Lobato se hace blogger


"Que los blogs se han acabado", "que aquí nadie nos lee", "que es un medio muerto", que si patatín y patatán. Que si el medio multimedia y la televisión han ganado la partida a la prensa y los medios escritos. Y resulta que es desde esos medios, precisamente, desde donde vienen los profesionales a los blogs. Entonces, ¿cómo se come ésto?

Lo digo porque me ha sorprendido la noticia de que la página LaF1.es (un blog que hasta hace "cuatro días" no lo leía ni "el Tato", reconvertido en página deportiva del motor) haya podido fichar (y tenido el suficiente montante económico para hacerlo, que supongo que barato no será fichar a alguien como ese periodista) nada más y nada menos que a Antonio Lobato. Todo un golpe de autoridad sobre la mesa de los medios "blogerísticos".




Eso no es todo, blogs de automoción han emergido fichando a estrellas por todas partes (no voy a dar nombres porque no tengo por qué darles publicidad, ellos tampoco me la dan a mí), y muchas de las bloggers de tendencias y moda son ahora críticas buscadas por las marcas más afamadas con un caché que se coloca casi, casi tanto al nivel de las grandes estrellas mediáticas del cine o la televisión.

Por supuesto, ésto no tiene nada que ver con la televisión, como la radio no tiene nada que ver con una revista de la prensa rosa, pero aventurar que los blogs como medio de comunicación online están muertos es aventurar demasiado. Tampoco digo que muchos darían un brazo por aparecer en un blog (tampoco es eso), pero si las firmas y marcas de verdad se parasen a considerar lo que les rinde la publicidad en un blog respecto a lo que les rinde en una multimillonaria campaña de televisión, se lo pensarían dos veces en dónde invertir. Porque en un blog te visitan siempre, a cualquier hora y en cualquier momento del año. En la televisión el anuncia dura los veinte segundos y listo, y por eso es necesario invertir muchos miles de euros en una campaña publicitaria si una marca decide anunciarse por la televisión, porque con un anuncio no hace nada, "no llega a nadie". Sin embargo la inversión en publicidad en Internet, mucho más asequible es, también, mucho más duradera y a la larga compensa mucho más.

Pero por desgracia aún hay muchos publicistas que no han avanzado con los tiempos, y se mantienen con estrategias y filosofías del siglo pasado. Sobre todo en España. Es lamentable, pero es así. Antonio Lobato tendrá lo que tendrá, pero lo que sí sabe es evolucionar y aceptar los cambios como son: oportunidades que aprovechar. Es algo que deberíamos aprender todos.

| Redacción: Bianamaran.LaOcho.com

4 comentarios :

  1. Tengamos en cuenta que en general una eminencia, por mucho que como es el caso haya estudiado periodismo, sólo es garantía de más público, no de que sus contenidos escritos sean mejores.

    Es decir, sabemos como lo hacía Lobato como presentador. No demasiado conocimiento técnico, pero si divulgativo para los novatos, pero eso no quiere decir que sus artículos sean buenos.

    Probablemente un periodista de prensa con años de experiencia hablando sobre F1, sería mejor opción, o alguien de perfil técnico. Pero atraería menos a la audiencia.

    De donde sacan el dinero, es fácil. Según el bloqueador de anuncios de Opera, sólo la home, tiene 14 anuncios. Por no hablar que el caché de Lobato, ha caído en picado.

    ResponderEliminar
  2. A mí Lobato me gusta. No soy su fan número uno, pero me gusta, creo que es un gran comunicador. Al menos es el único que ha sabido transmitir la F1 con cierta emoción, cuando antes de él era algo soporífero de ver. Solo baste recordar las retransmisiones de La 1, nadie la veía porque se dormía. Se echa en falta ese tipo de comunicadores, sobre todo en esos deportes. En el ciclismo otro tanto, el tan recordado y admirado Pedro González era otro gran comunicador de la televisión deportiva, con él las carreras como el Tour, el Giro o la Vuelta eran otro cantar. Por desgracia murió en lo mejor de su edad profesional. El que está ahora (Carlos de Andrés) es otro soporífero, un "trepa" que se aprovechó de unos y otros para escalar a donde está, pero como comunicador no comunica nada, narrar una carrera con él es insoportable, y no digo que como persona sea mala -no lo conozco y no lo juzgo-, pero como comunicador deja mucho que desear. De jefe de deportes quizá lo haga genial, y a él se le deben muchos logros de las retransmisiones, pero creo honestamente que detrás de un micrófono no debería estar.

    Sobre lo que le pagan a Lobato, por mucho que haya bajado el caché seguro que es una cantidad monstruosa para una página que casi "acaba de nacer" como es LaF1. Y aunque no sea así, sigue siendo mucho caché. Lo sé porque he estado en varios blogs profesionales y el dinero que mueven no da para muchos lujos de estos, por lo que me inclino a pensar que es más bien una inversión de capital a fondo perdido con vistas a recuperarlo de los dueños de la página, y no a cuenta de resultados. Porque aunque sean catorce anuncios, o dieciséis, o veinte... la gente pincha en uno, y los que pinchan. Tú y yo sabemos que ya casi nadie pincha en los banners :D Así que como si ponen cien anuncios, eso no quiere decir que les vayan a dar cien clicks. A veces, en la mayoría de los casos, es mejor tener menos anuncios (cuatro, cinco...) de calidad, que no atiborrar al lector con publicidad.

    ResponderEliminar
  3. Puede que el truco sea que Lobato es uno de los dueños?
    Lo digo por el staff: http://www.laf1.es/staff-laf1es

    ResponderEliminar
  4. bueno, él no es dueño, es codirector (es decir, es directivo pero no propietario). Ahí lo pusieron tras anunciar su incorporación (supongo que le habrán dado además ese puesto, para estar acorde al sueldo :P ), pero antes ese staff no estaba así. De hecho la directora era una chica (y solo había una directora) que ya no aparece por ningún lado. Supongo que la habrán sustituido por ellos dos.

    ResponderEliminar

El Imperio