8.4.16

¿Tiene sentido un reloj analógico sin índices?


Puede ser debido a mi aversión hacia los analógicos que vea un sinsentido relojes de este tipo que voy a hablaros, no lo sé, pero lo cierto es que me ha sorprendido los nuevos relojes de la colección CV (Calvin Klein, del grupo Swatch) que la firma ha presentado de manos de su CEO, Laura Burdese, para esta temporada (ya sabéis que muchas de las marcas aprovechan estos meses de cara al verano, que va a ser el momento álgido de ventas).

No entiendo muy bien cómo un reloj analógico carece de índices, me parece ir contra natura, aunque comprendo que, cuando el reloj se luce simplemente por estética, su función práctica se diluye hasta casi desaparecer, como es este caso. Por otra parte, y dicho sea de paso, tampoco entiendo cómo siguen empeñados en montar correas integradas (es una auténtica molestia y significa casi tirar el reloj cuando se rompe o deteriora la correa, que por muy de silicona que sea -como en algunos de estos modelos- acabará ocurriendo tarde o temprano). Y también me parece incomprensible que elijan para sus cajas el aluminio, que si bien han tenido la precaución de recubrirlo (por salubridad) con una capa iónica, es un material peligroso en contacto con la piel. Obviamente parece evidente que eligieron el aluminio para darle el "estatus" metálico que no le daría la resina -que sería lo más propio en estos relojes- y, a la vez, hacerlos ligeros y baratos sin recurrir a lo que sería lo suyo: el titanio (claro que entonces estaríamos hablando ya de palabras mayores).




En fin, aquí tenéis esta nueva colección "para asustar", con cajas con correas integradas en la misma caja del reloj -hacía tiempo que no veía un "espanto" así- y unas esferas en donde han puesto un par de agujas, y gracias. Sé que luego la gente me acusa de ser demasiado crítico con algunas marcas o algunos relojes, pero es que esto es superior a mí. Y no siempre es así, porque hay modelos que son dignos de reconocer su calidad y su utilidad -como muchos de los Outgear de Casio-, pero es que éstos de Calvin Klein, qué queréis que os diga, son obsolescencia programada pura y dura (típico en Swatch, por otra parte). Y si no, juzgad por vosotros mismos.






















| Redacción: Bianamaran

5 comentarios :

  1. A mí no me importaría tener un reloj de ese estilo, es cuestión de acostumbrarse, hay relojes incluso peores que están tan recargadas las esferas y con las agujas tan difuminadas que no se ve nada de nada, mientras se vean las agujas bien yo creo que me acabaría haciendo con el, pero seguro que antes acabaría llegando tarde a todas partes ja ja ja , uno de estos Kalvin Klein y automático debe ser la pera limonera para perder los trenes y autobuses y poder echar la culpa al reloj.

    Los relojes Kalvin Klein son de muy buena calidad, con Zafiro, buenos acabados y maquinaria Suiza bonita por dentro pero igual de eficaz que la de cualquier Casio analógico, vendrían a ser una especie de Swatch más ponibles, serios y elegantes que los Swatch de plástico, de las mejores marcas de relojes dentro de las miles que hay de moda y con la garantía Swatch.

    Los relojes joyas dorados son preciosos para mujer, pero los de hombre son muy flojillos, los hay de la marca Swatch más interesantes que estos, la marca de relojes que más me gusta en diseños minimalistas de este tipo es la Suiza Movado, he visto algunos en los escaparates y se te van los ojos, son hipnóticos, maravillosos y que decir de los RADO oscuros con sus aleaciones especiales, uffff preciosos, en fin, nos conformaremos con los Casio sencillos estilo MQ-24 y MW-59 que tampoco están nada mal y al menos se ve muy bien la hora para coger los trenes y llegar a tiempo a las citas…, “el que no se contenta es porque no quiere”

    ResponderEliminar
  2. ¡Jajajaja! Es verdad, no había caído en eso, con estos relojes se puede llegar tarde a todas partes. Aunque supongo que lo que habrán intentado hacer en CK es usarlo como adorno, como dije, y para ver la hora pues el móvil o el smartphone.

    ResponderEliminar
  3. Estos relojes de Kalvin Klein son un tributo a los relojes inteligentes, ya que para ver la hora te vas directo al Smartphone.

    Me ha picado la curiosidad de este tipo de relojes que llevan el minimalismo a su máxima expresión, nunca he tenido uno y no es fácil encontrarlos, por ejemplo, Casio no se atreve a sacar un reloj de estos, son tan prácticos los Japonense que los pocos intentos que les he visto siempre sitúan al menos 4 referencias en la esfera, me gustaría que Casio sacará algún modelo de estos en las series económicas MTP, seria interesante.

    ResponderEliminar
  4. Para mi no son un ejemplo de minimalismo, sino de primar el diseño, ante la función. Es decir, si quieres un reloj para lucir, de un diseñador de moda como CK, pues usas sus relojes, o sus calzoncillos. Si quieres algo práctico y cómodo sin duda no. Personlamente no es lo que yo entiendo por reloj.

    Si quiero minimalismo, cojo un Mondaine, un Nomos, o hasta un Junghans.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi si me gusta el estilo sin indices, y me gusta mucho. Sin ir más lejos, hay un Rado de cerámica del que estoy enamorado. Supongo que cada diseño es útil para un momento en especifico, no voy a ir a una cena de gala con una computadora de buceo. Bueno nunca voy a cenas de gala, pero es un ejemplo. Y no, nunca he llegado tarde ni he confundido la hora por no tener indices..

    ResponderEliminar

El Imperio