11.10.16

Truco de marketing: cómo obligar a los consumidores a que alaben tu producto


No suelo comprar arroz de marca SOS, aparte de por su precio notablemente más elevado que el de marcas blancas, es porque su envase de papel hace que en la casa donde estoy (que hay mucha humedad) se pierda. El papel deja pasar la humedad, y el arroz se empieza a degradar llenándose de hongos y formándose moho, volviéndose a la vez, duro. Eso no ocurre con la marca blanca que suelo adquirir, que viene en un envase de plástico en el cual el arroz permanece inalterable y soporta mejor los cambios de temperatura.

Sin embargo esta semana pasada me han regalado un paquete de arroz de SOS y me ha llamado la atención que, lo que yo veía como un defecto, ellos ahora lo publiciten como una virtud. Más aún, me ha sorprendido la forma que tienen de explicar (y dar a conocer) las ventajas de su envase en papel.




Y es que las explican centrándose en tres puntos: buena conservación, barrera natural y envase reciclable.

Lo más curioso es que esos puntos los explican, pero luego eliminan parte de esa explicación haciendo como un rasgado simulado en el envoltorio, en donde se muestra el papel agujereado y, dentro, una fotografía de unos inmaculados y perfectos granos de arroz. ¿Por qué se molestan en explicar las virtudes, y luego lo ocultan? Bien, porque prefieren que sea el consumidor quien "rellene" mentalmente los "huecos" que faltan. Con esto consiguen dos cosas: la primera, que te detengas a leerlo y te fijes, logrando que nos centremos más en sus bondades que si, simplemente, lo explicaran sin más (mucha gente se lo saltaría, e incluso ni les llamaría la atención). Y lo más importante: dejan a la imaginación de cada uno el cumplimentar la frase con sus virtudes. Y como todo lo que ponen allí (se presupone) es bueno y nos habla de un buen producto, cada uno rellenará ese espacio con lo que se le antoje, pero siempre con buenos y positivos adjetivos, dejando por lo tanto en nuestro subconsciente una sensación de que SOS es un buen arroz y que adquirimos un muy buen producto.

Es una solución de marketing ingeniosa, pero que no deja de tener riesgos, el principal (y obvio) es que no nos detallan totalmente sus bondades, aunque ésas quedan bastante patentes y claras con lo poco que la explicación en su envasado deja ver, paliando en gran parte esa desventaja.

Según SOS, el envasado en papel ofrece una buena conservación ya que resiste a la grasa, a la humedad, hace que el aire traspase y se mezcle con el producto "refrescando" el arroz y permitiendo que éste se airee.

Por otro lado, el papel -dicen- ofrece una buena barrera natural a los agentes dañinos externos y a la humedad, cosa que es totalmente mentira por lo que os conté al principio.

Y, por último, el papel es cien por cien reciclable (el plástico también), y biodegradable.


Aparte de biodegradable, que obviamente es su principal ventaja, no le veo muchas más bondades al papel: lo atacan (y se lo comen) muchos bichos que suelen haber en las casas y en las despensas; es más débil y menos resistente a las inclemencias (por ejemplo, si se moja o se cae encima algún líquido sin querer) y, además, coge más suciedad que el plástico (estos defectos, por supuesto, los ocultan los de SOS).

Si fuera el papel tan atractivo como envase, y atendiendo a su precio (es significativamente más barato que el plástico), muchos otros fabricantes lo utilizarían y, sin embargo, vemos que casi ninguno lo usa, prefiriendo el plástico o, en aquellos casos de legumbres o cereales más elitistas, la tela (que sí tiene esas bondades de aireación que el plástico no ofrece).


Viéndolo en conjunto me da a mí que estos de SOS más bien defienden al papel para tener una excusa de su precio y su posicionamiento premium, porque insisto, papel podrían usarlo las otras marcas sin mayores problemas, y sin embargo ni en lentejas, ni en garbanzos y similares productos se suele usar.

Más bien me parece a mí que estos de SOS son capaces de venderte el pescado envuelto en papel de periódico, como en las pescaderías de pueblo de antaño, y decirte que ese embalaje es mejor y más sano que el aluminio o el papel encerado específico de ese tipo de productos. Lo más alucinante es que muchos hasta se lo creen y salen de la tienda contentos y felices de sus truchas envueltas en papel de periódico e impregnadas en tinta de imprenta, que son más sanas. Mercadoctenia en estado puro.

| Redacción: Bianamaran.blogspot.com

3 comentarios :


  1. Buen Arroz el SOS, el próximo que sea LA FALLERA …. Yo he llegado a comer arroz hace muchos años donde me encontraba dentro bichitos (Gorgojos) y no pasaba nada, hoy en día es que nos hemos vuelto muy exigentes.

    Bueno, yo hace tiempo que no me guio por el marketing de los reciclados y demás derivados, me pasa igual con los bolígrafos, como con los Pilot B2P de reciclado de botellas o el excepcional y maravilloso bolígrafo de carga universal Stabilo pointball M con un 79% de plástico reciclado… y así podría seguir sin parar con todo tipo de artefactos como calculadoras….. Parecen productos producidos para ecologistas o para gente que necesita tener la conciencia tranquila, yo soy de mente simple y lo que compro se supone que ya ha pasado los controles de calidad y por lo tanto no son malos productos o de lo contrario no se venderían, así que prefiero no pagar un extra que vete a saber si será verdad lo que dicen, pero hay mucha gente que se guía por estas cosas y cuando hacen hincapié en este tipo de publicidad es que seguramente debe dar beneficios.

    De este tipo de publicidad creo que no se escapa ya nadie y todo apunta a que dentro de poco todos los productos se venderán como si los acabáramos de coger del campo y de la huerta, y donde los coches tampoco contaminan nada y no miro para ningún lado….. Estamos mejor que queremos.

    ResponderEliminar
  2. Por aquí "La fallera" nunca he visto, pero he estado mirando por Internet y tiene buena pinta.

    La verdad es que si lo quisieran hacer realmente ecológico y sano, podrían. Con un envase de tela y dentro una bolsa de film de plástico transpirable que contuviese el arroz tendrían lo mejor de los dos mundos. Pero claro, eso es más caro y mola más decir que un trozo de papel es lo último de lo último en tecnología :D A donde vamos a llegar.

    ResponderEliminar
  3. Yo si he visto arroces y legumbres en envases de tela, pero claro es porque más que sus ventajas, es para diferenciarse, y poderse posicionar como premium.

    ResponderEliminar

El Imperio