15.11.16

WriterMachine, para hacer de Twitter algo menos monótono


Desde hace muchísimo tiempo Twitter es una de mis redes sociales preferidas (sin ser la mejor, pero creo que entre todas las malas es la menos mala). El problema que siempre tuve con Twitter son sus puñeteros 140 caracteres, eso de empezar a escribir y ver de repente cómo las letras se van quedando en rojo y te das cuenta de que, por mucho que resumas y sintetices el texto, no expresa lo que quieres contar y acabas convirtiéndolo en una especie de telegrama sin pies ni cabeza.

Por otro lado, en las redes sociales tiene una gran importancia el incluir una foto. Llama muchísimo la atención, y atrae más a los lectores, el ver algo de color que no un simple texto.




Una solución que adoptaba en muchas ocasiones -y que adopta un grandísimo número de personas- era el recurrir a capturas de pantalla, pero me acababa desquiciando encontrar una imagen, prepararla, escribir el texto, añadirlo, guardar la captura con determinadas medidas (porque si es muy grande no se ve nada, y si es muy pequeña no cabe todo el texto), buscar el directorio...

De manera que siempre echaba de menos algún programa portable, ligero, y en el que pudiera poner textos a color con mucha más extensión de la que permite Twitter. Por supuesto, sin llegar al extremo de poner textos larguísimos, para lo cual mejor escribirlos en otro sitio y dar el link en Twitter. Era una idea que llevaba mucho tiempo rondando por mi cabeza, pero no sabía muy bien cómo materializarla, llevarla a cabo y, lo más difícil de todo: encontrar el equilibrio entre algo compacto, fácil de usar, rápido, cómodo, y sin enormes botones, opciones, menús... que la volviesen inservible en el marco de Twitter, pero en otros usos también.

Así fue cómo nació WriterMachine, una aplicación ligera, portable, que posibilita el guardar una captura rápidamente para ponerla en Twitter. Además, permite añadirle colores a los textos, haciéndolos mucho más atractivos y, gracias a toda una suerte de schemes y máscaras, poder elegir incluso la variación cromática de colores que más nos agrade o que combine con nuestros gustos, perfil o diseño que tengamos en Twitter.


Pero no me he quedado ahí, WriterMachine va más allá: podemos personalizar fuentes y usar éstas directamente desde la máquina, incluso aunque no estén instaladas en el sistema; realizar tareas comunes en un ágil modo de línea de comandos (e incluso capturas, simplemente con la orden "/capture"), y hasta modificar rápida e intuitivamente el tamaño de la fuente por si queremos incluir mucha más información en una única captura en un momento dado.

Especial énfasis he puesto en elegir fuentes tipográficas muy valiosas, como la Veteran Typewriter, de estética retro (que simula una máquina de escribir, y que es la que incorpora por defecto), o la espectacular fuente Coda Regular, una fuente sublime diseñada y realizada por Vernon Adams (gracias por tu genial trabajo, Vernon), de Newtypography, la cual es una fuente extremadamente atractiva y práctica porque aprovecha muy bien los espacios -es una de las mejores en este sentido, siendo una de las más trabajadas en ese aspecto-, gracias a su reducida anchura, y se lee magistralmente bien, gracias a un diseño muy claro en sus glifos.


WriterMachine es un aplicación que he creado porque, como he explicado, echaba algo así de menos, y porque me satisfacía a mí y me parecía útil a mí, no para hacerme rico ni famoso con ella. Por eso la he puesto freeware para que cualquier persona que la necesite pueda descargarla y usarla tranquilamente y sin impedimento en cualquier parte, puesto que no requiere instalación.

Tengo pensado poner al público también un práctico "pack de desarrollo", para que cualquier persona pueda crear carátulas nuevas, diseñarlas a su gusto y con los colores que le apetezca. Además, me he molestado en desarrollar varios packs con una amplísima variedad de versiones tanto de diseño, como de colores, para que haya para todos los gustos y de todos los estilos.


Sobra decir que WriterMachine no está pensada exclusivamente para Twitter, es también útil para usar en todos esos sitios donde preferimos que no se copie nuestro texto, o donde es más seguro (o adecuado y aconsejable) usar imágenes.

Por poner un ejemplo, se puede usar en aquellos foros donde no nos permiten eliminar mensajes, o subiéndola a servidores de alojamiento temporal de imágenes puede usarse para que tengamos el control de lo que publicamos en internet y así poder ejercer por nosotros mismos eso del "derecho al olvido", puesto que como esas imágenes en esos servidores se borran con el tiempo, en unos pocos años habrán desaparecido por sí mismas.

También para usar como sustituto de mensajes de texto en sitios de mensajería, y cuando sea necesario podremos borrar el álbum de fotos al completo sin tener que perder el tiempo en eliminar mensaje por mensaje.


En definitiva: WriterMachine es una aplicación muy útil para muchísimos propósitos, y el límite es casi la imaginación de cada uno. Por supuesto, para mí en particular es algo que echaba muy en falta para Twitter.

He puesto un blog online en el que pienso ir poniendo novedades, anuncios, noticias y nuevos packs que vaya lanzando -si se da el caso-, aunque también en mi cuenta oficial de Twitter se podrá seguir la actualidad de la aplicación. Si te gusta la aplicación, la usas y quieres seguirla, serás bienvenid@.

| Redacción: Bianamaran.blogspot.com | Descarga de WriterMachine: http://thewritermachine.blogspot.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

El Imperio