12.12.16

La nueva -y bonita- tipografía de Google ya se puede descargar


Si haces un uso habitual de alguno de los muchos servicios de Google, habrás notado que desde hace poco tiempo hasta aquí han ido incorporando una nueva tipografía en sus fuentes. Esta nueva fuente se denomina "Noto" (de "No more tofu"), y hace algunas semanas Google la hizo disponible para el público en general (es una fuente open source -en concreto, OFL, "open fonts"-).

Según sus creadores, es una fuente creada para ser universal, accesible, fácil de leer y "anti-tofu". Bueno, el "tofu" no es solo una comida oriental, sino que también se le llama a éstos símbolos raros que nos aparece en algunas páginas web cuando, por ejemplo, no tenemos su codificación de caracteres instalada (o una fuente que sea capaz de interpretarlos). Es una forma de decirnos el navegador que no sabe muy bien cómo ponernos ese texto.




Para ello, Google ha invertido un tiempo y unos recursos considerables: son más de cinco años de desarrollo, para conseguir soportar más de 800 idiomas (en total, incluye 110.000 caracteres). De hecho, si abrimos el archivo de la fuente (por ejemplo, el de la Noto Sans) podemos ver que el copyright data ya de 2012. Con tantos símbolos, Google quiere que, sea el que sea el idioma en el que esté redactado un texto, haya un carácter en Noto para visualizarlo (y así no aparezca el mencionado "tofu").

Por eso no es extraño que todas las fuentes pesen la increíble cifra de algo más de 477 Mb, casi medio gigabyte solamente destinado a unas fuentes, pero recuerda que con ellas se podrá ver "casi" todos los alfabetos -o escrituras- del mundo.

Como he dicho, las nuevas fuentes de Google se pueden descargar gratuitamente, y de hecho los de Mountain View han realizado una página para ello (que es ésta). Obviamente es pasarse un poco descargar todo el paquete de casi 500 Mbs en fuentes, teniendo en cuenta que, además, la mayoría no las vamos a usar nunca, así que lo más lógico es buscar solamente las de idiomas latinos, que podemos buscar en el recuadro, o descargarlas desde aquí (os pongo enlace por enlace), que son:

- Noto Sans (1,3 Mb)
- Noto Serif (828,3 Kb)
- Noto Mono (69,5 Kb)

Como veis, con esas solo ya nos ahorramos un buen montón de espacio (y de carga en nuestro sistema, que instalar muchas fuentes tampoco es muy aconsejable, a no ser que seamos diseñadores gráficos o algo así).


Para que os hagáis una idea y podáis comparar, he decidido ponéroslas en unas capturas de imagen, aprovechando la facilidad que para trabajar con fuentes nos ofrece la WriterMachine. Como podéis apreciar en esas imágenes, la fuente es bastante espaciada (o sea: ocupa un ancho reseñable), aunque se lee muy bien. Me ha sorprendido gratamente que, a pesar de su espaciado, sea solo un poco más ancha (en espaciado) que la mismísima Verdana, algo que, confieso, no me esperaba de esta bonita fuente de Google. Aún así, para mi gusto, precisamente por ocupar tanto espacio (es muy difícil y complicado hacer una buena fuente estrecha y que se lea bien) está por detrás de la Verdana y por detrás de la Coda. De hecho creo que para tareas de interfaces (UIs), la Coda es notablemente mejor o, en su caso, la Verdana. Y es que aunque la Noto se lee francamente bien y es muy agradable a la vista, gracias a su equilibrio de formas y su redondez, sigue ocupando demasiado espacio, lo cual en sistemas compactos (como por ejemplo interfaces para teléfonos móviles) es un problema muy grave.

Y hablando de teléfonos móviles e interfaces, Google explica que la necesidad de Noto la vieron cuando se enfrentaros con los proyectos de Android y Chrome OS, y se encontraron con la necesidad de tener una fuente que pudiera verse de la misma forma en multitud de idiomas, o sea: una fuente que partiera de un mismo diseño, no usar en unos idiomas una y, en otros, otra que pudiera dar al traste con buena parte del diseño final de la interfaz.


Precisamente por eso -o probablemente debido a ello- han tenido la genial idea de incorporar una Noto UI, o sea, una Noto para interfaces de usuario. Siempre me han gustado ese tipo de fuentes porque son muy neutras, muy utilizables, legibles y sin adornos superfluos, aunque es cierto que no suele haber muchas.

Para la creación de Noto, Google recurrió a firmas expertas en creación de fuentes tipográficas, como Adobe, Monotype Imaging Inc., y, como suele ser habitual, también con el apoyo de personas voluntarias, un sinfín de colaboradores de todo el planeta (como en el caso de Chrome, Android, y tantos proyectos parecidos, y es gracias a esas personas, por cierto, y a su esfuerzo, que ahora nosotros la podemos descargar, obtener y usar gratuitamente).


Aunque la Verdana es una de mis fuentes preferidas desde hace muchísimos años, y es una de las que más uso (este blog, por ejemplo, está en Verdana, y ZonaCasio también), reconozco que el proyecto de Noto me encanta, no solo por su filosofía (una fuente genérica, libre, y disponible para todo el mundo), sino por su estética, redonda y muy legible, aunque un "poco-demasiado" espaciada para mi gusto. El espaciado de la Verdana hubiera sido genial, aunque claro: tal vez en otros idiomas o con otros caracteres no fuera tan útil y, por ello, dejaría de ser tan polivalente.

Por cierto que su anterior fuente (por si sentís nostalgia o tenéis curiosidad) era la Catull, y podéis descargarla desde mi sitio en Drive, si la quereis tener. No era muy bonita, era bastante fea, y comparada con la preciosa Noto dista un mundo. Es en estas cosas donde realmente podemos apreciar lo importante que es una fuente, un recurso de diseño que por lo general no se le presta demasiada atención y que a la mayoría casi siempre le suele pasar desapercibido.


| Redacción: Bianamaran.blogspot.com

2 comentarios :

  1. Me he bajado la fuente Noto Sans, me encanta esta letra junto con las habituales que suelo usar Roman, Arial, gracias por la información Bianamaran.

    ResponderEliminar
  2. De nada Apolino, me alegro mucho que te resulte útil. Realmente es muy bonita, y se lee muy bien.

    ResponderEliminar

El Imperio