3.1.17

La mala idea de comprimir archivos de vídeo


Hace tiempo le consulté a Guti si cabía la posibilidad de comprimir un archivo MP3 para poder aligerar su peso. Él, como experto en compresión, era la persona más indicada para responder mi duda. Me dijo que, como es lógico, el MP3 ya es un formato comprimido, y "recomprimiéndolo" con una de esas herramientas apenas iba a conseguir nada, como en efecto así fue. Me aconsejó que si quería reducir el tamaño de archivo de audio, lo recodificara bajándole el bitrate. Por supuesto funcionó y de esa forma sí pude reducir el tamaño del archivo.

Pero hace poco me encontré con otra situación muy parecida aunque, en esta ocasión, con respecto al vídeo.




Muy lejos quedaron aquellos añorados días en que lo máximo a lo que ripeaba la gente películas eran unos 600 MB, más que suficientes para ver un filme con sobrada calidad y, además, pudiendo grabarse en un CD. Hoy a todos les ha entrado la asquerosa moda del soplagaitas del HD, y todos los vídeos tienen que ser en HD ocupando dos GB o más. Como si el espacio en los discos duros lo regalasen.

En suma, que uno acaba con películas asquerosas, que jamás volverá a ver en su vida pero que, por una u otra razón, tiene que conservar. Este es el caso que me ocurrió a mi el otro día con "Blanco humano 2", una película horrenda donde las haya, y sin pies ni cabeza pero que, como sale un smartwatch (que por cierto, se le acaba la batería y al final deja colgado al protagonista), puede que la use para un futuro y quería guardar. Como la película pesa unos frioleros 1,75 GB (claro, la han colgado en HD, para no variar), me parece un desperdicio tener ocupado semejante cantidad de espacio en semejante bazofia. Y, haciéndole caso omiso a Guti (aunque su vocecilla se repetía en mi mente incansablemente: "no vas a ganar nada de espacio"), decidí probar la potencia del 7zip "metiéndole caña" de verdad.

Decidí comprimir la mencionada bazofia de película (perdón que no repita su título) con el máximo ratio posible. ¿Resultado? Más de una hora de compresión. Pensé: "esto es de tontos, si está comprimiendo una hora, casi mejor la recodifico de nuevo en otro formato -MP4, por ejemplo- y andando". Como estaba visto que era una tontería y una pérdida de tiempo inútil comprimir al máximo semejante volumen de información, decidí bajarle un poco el ratio de compresión. Lo dejé en una compresión mediana. Para llevarla a cabo,7zip me informaba que necesitaba 26 minutos. Bueno, era un tiempo asumible. Al menos, era mucho menos del que necesitaría para recodificarla entera.

Para mi sorpresa, con esa opción el ordenador todavía dejaba trabajar en él, no como en la opción más alta, que consumía todos los recursos del sistema y volvía al ordenador inutilizable.

Al final, lo evidente se hizo patente: apenas me ahorré una ínfima cantidad de espacio, totalmente despreciable.

Es evidente que para esas cosas los sistemas tradicionales de compresión no funcionan. Se vuelve más necesario que nunca, a mi modesto entender, que aparezcan unos sistemas de codificación y recomprensión destinados a este tipo de archivos. Tal vez que ripeen por sí mismos la información, o que hagan uso de técnicas de compresión de otro tipo (como compresión por coordenadas), porque está claro que los sistemas convencionales ya no funcionan y se han quedado más que obsoletos.

Es cierto que con ficheros de audio de los tiempos en que estos sistemas de compresión aparecieron, sí que funcionan (como WAV; para que os hagáis una idea, yo puedo comprimir un WAV "de los de antes", de cuando estos sistemas de compresión nacieron, con un tamaño de 16 MB, y llevarlo hasta poco más de 12 MB, ¡imaginaros lo que haría con un archivo de 2 GB si estos compresores funcionaran hoy como antaño!), pero, sin embargo, mientras esos formatos multimedia han avanzado y se han hecho más complejos, los compresores, por su parte, no lo han hecho (o no han avanzado a la misma velocidad). Seguimos usando básicamente los formatos RAR y ZIP de entonces, y ya entonces se quedaban para algunas cosas limitados.

Por desgracia, la inversión en este tipo de tecnología de compresión está muy por detrás de la han tenido los formatos multimedia, y los compresores actuales se han quedado un "poco-bastante" estancados. Es de risa que me ponga a comprimir un MP3 y el archivo resultante ocupe más espacio que el original. Es cierto que el MP3 es ya comprimido, pero entonces, ¿para qué necesitamos compresores? ¿Para empaquetar archivos? ¿Para encriptarlos? (Que son las dos tareas para las que, casi siempre, se usan hoy día), y que es que es lo que siempre han sido en Linux, por cierto: empaquetadores

Pues entonces no les llamemos compresores, llamémosles empaquetadores y encriptadores, y andando. Y si no es así, tal vez habría que preguntarse entonces: ¿son necesarios hoy en día los compresores como tal? Porque en tiempos en donde los archivos de audio, video e imagen, no incorporaban compresión nativa, su utilidad puede entenderse, pero en la actualidad donde todos estos fomatos (JPG, MP4, MP3, AVI, WMV....) ya incluyen compresión, ¿para qué se necesita un compresor que no puede hacer nada frente a la potencia nativa de estos formatos? Pues para estar de adorno. Y eso que yo confieso hacer un uso constante de compresores como empaquetadores, pero cuando quiero usarlos para lo que supuestamente e inicialmente estaban pensados, o sea, para comprimir, resulta que no sirven porque acaba siendo peor la compresión que el archivo original. Si los compresores hubieran evolucionado como los sistemas multimedia o los antivirus, otro gallo cantaría.

Mientras un compresor se base en "yo sustituyo este byte por este otro" (para explicar a grosso modo el funcionamiento de la mayoría) seguirán siendo ineficaces y, con el paso del tiempo, cada vez más inútiles. Al final serán simplemente, lo son ya en un gran número de casos, nada más y nada menos que unos cutres y simplones empaquetadores.

| Redacción: Bianamaran.blogspot.com

7 comentarios :

  1. En temas de vídeo se han puesto mucho las pilas y ya apenas se puede comprimir más. De hecho la compresión de los vídeos usa técnicas específicas, solo aplicables a vídeos (y algunas a imágenes). Si todavía tienes que comprimir ese vídeo lo mejor es usar otro códec, los más nuevos soportan HD, FullHD, 4K, etc ocupando menos incluso. Hay mucha gente trabajando en que se vean los vídeos de lujo pero sin gastar mucho ancho de banda. VP9 o H265 son muy buenos, aunque todavía son algo lentos al codificar y Mozilla ahora está trabajando en Daala.

    Y en el mundo del audio no se quedan atrás. Aunque MP3 y Ogg Vorbis ya eran muy capaces, ahora con Opus se consigue obtener calidades similares a Vorbis con menor bitrate.

    Admiro mucho a la gente que hace estos códecs, son unos prodigios.

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente. Pero si ya estos codecs los comprimen al máximo (o al mínimo, no se muy bien cómo sería la expresión correcta :D), ¿para qué sirve un compresor? ¿En dónde lo dejamos? ¿Para comprimir txts y archivos de word?

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por el enlace. Bueno, los enlaces. FileOptimizer te lo agradece!

    Lo que explcias es frustrante, pero es algo elemental de teoría de la información y la codificación. Algo que tiene una entropía muy alta, porque ya esté comprimido, o porque efectivamente sea su naturaleza, es decir, algo poco redundante y poco previsible, apenas obtiene nada con la compresión de datos tradicional sin pérdida.

    La opción es bastante sencilla. Son herramientas que descomprimen ese archivo (sea un JPEG, un PNG o un MP4), al estar descomprimido, vuelve a haber redundancia, y entonces luego lo comprimen con su algoritmo. Esto era algo que en su día hacía Stuffit, pero que no llegó a triunfar.

    La conclusión vuelve a ser la misma, y es a la que tu llegar ¿Para qué quieres comprimir datos ya comprimidos? Tal vez quieras sólo empaquetar, o encriptar, pero entonces, no le pongas compresión máxima al 7-Zip (o WinRAR o WinZIP). Sólo pierdes tiempo. Y desgraciadamente, es algo normal que te encuentras por ahí. Películas (o juegos, o discos), con máxima compresión, y ganancia de casi cero.

    Por cierto que los Words 97 y adelante (DOCX), ya están comprimidos. No dejan de ser XML, comprimidos sobre un ZIP.

    ResponderEliminar
  4. Pues la idea esa que cuentas de Stuffit me parece genial. Aunque me pregunto lo que tardaría en hacer todo eso con un archivo bastante grande...

    El caso que cuentas de los word es una de esas tantas cosas absurdas de la informática, a mi entender: comprimes solo para empaquetar. Al final el zip es solo un empaquetador, y el rar también, como el tar, arj, bin, cue, y tantos otros, y abrimos los ojos a la realidad para descubrir que en la práctica compresores no existen. O mejor dicho: todo está ya comprimido y nos viene comprimido. O sea, empaquetado.

    ResponderEliminar
  5. En ese caso tal vez se podría probar bajando la resolución del vídeo, visto que ya se hace difícil comprimir más

    ResponderEliminar
  6. Pues si antes hablábamos de lo de recomprimir, aquí está el anuncio de PowerArchiver 2017: http://www.powerarchiver.com/2016/12/19/powerarchiver-2017-compress-pdf-docx-png-up-to-70-more/

    ResponderEliminar
  7. que buena pinta tiene powerarchive... Lástima que no sea gratuito...

    ResponderEliminar

El Imperio