26.5.17

El amor simplemente humano

Me ha llamado la atención sobremanera uno de los acontecimientos que vivió la santa carmelitana Edith Stein (Santa Teresa Benedicta de la Cruz, en su nombre religioso). Como seguramente muchos sabéis, Edith Stein era judía, y la mataron los nazis. Pero antes de eso fue encerrada en los campos de concentración holandeses de Amerfoort y de Westerbork. Allí observó cómo las madres abandonaban a sus hijos, y muchas de ellas estaban tan impactadas que los descuidaban, incluso a los bebés más pequeños.

Seguir leyendo »

1 comentario :

  1. Muy interesante la prodigiosa conversión de Edith Stein, el SEÑOR la quiso rescatar de la muerte y eso es un milagro para los que viven anclados en el mundo material.

    Edith Stein Paso de las tinieblas de la razón donde solo hay muerte, pecado, orgullo mental y desesperanza, a la verdad de CRISTO (tras nacer de nuevo como enseño Jesús a Nicodemo en San Juan 3 , con su nueva identidad “Santa Teresa Benedicta de la Cruz”) donde habita la vida eterna, la humildad y el amor, la diferencia es abismal, paso de niña a adulta, comprendió que en este mundo solo habita la mentira del maligno.

    ResponderEliminar

El Imperio