19.9.15

¿Es cierto que las emisoras de AM acabarán desapareciendo?


Cuando me pongo a pensar que hace veinte o treinta años la mayoría de transistores incorporaban recepción AM (modulación ampliada), y que FM (frecuencia modulada) solo se destinaba a algunos tipos de receptores, y que era considerada casi como algo secundario, no puedo sentir una enorme sensación de contrariedad. Lo que son las cosas, lo que es el tiempo y sus paradojas.

En el mercado de aquel entonces, a la hora de adquirir un receptor de radio barato, te quedaban como única elección los de AM. Philips, Sony, Radiola, Sanyo y tantas marcas parecidas disponían de aparatos exclusivamente para modulación ampliada (o Amplitud Modulada). La llegada de las radio-fórmulas musicales, el estéreo y la potenciación de la radio como figura de entretenimiento como su papel principal (emisoras donde todo, las veinticuatro horas del día, era música) hizo que las emisoras en FM crecieran como setas.




Cuando el dial en FM se llenó de emisoras, y en el de AM solo se quedaron unas pocas que podían mantener los niveles técnicos que se exigían (principalmente grandes emisoras nacionales) ya empezó a hablarse de la desaparición de las AM. Por fortuna no fue así, pero sí es verdad que la banda AM acabó bastante desangelada. Ahora en la mayoría de regiones de España solo la ocupan la Cope, RNE, la SER y RNE5 (la extinta Radiocadena). El resto de emisoras se fue yendo, o prefiriendo, la banda de los megaherzios.

La llegada de teléfonos móviles, MP3s, MP4s y demás, en donde solo ofrecen recepción de radio en FM (principalmente por cuestiones de espacio, para ahorrarse la antena de ferrita y dejar que se ocupe de hacer de función de antena el cable de los auriculares), junto con la aparición de receptores que ya ofrecen únicamente una sola banda (la FM en su mayoría, por ser más práctica al contenerse en ella un número de emisoras más numeroso), vuelve a traer de actualidad la cuestión de la necesidad de la banda en AM.


Las tornas se han cambiado, y si antiguamente, como contaba, los receptores más asequibles de una sola banda elegían ofrecer la AM (por su simplicidad técnica y, con ello, su bajo precio), ahora ofrecen la FM.

Por fortuna la AM no ha desaparecido, y aunque su sonido pueda ser más difícil y de menos calidad, el ruido suele ser menor y la recepción mucho mejor y con mayor potencia, por las características más simples de su modulación.

Creo que es imperativo seguir apostando por la banda AM, si bien no sea muy atractiva para una radio comercial típica de música al no transmitir en estéreo (aunque sí sea posible en AM, a nivel práctico para la radio no es así), sí lo es a nivel de información y de poder llegar a sitios más alejados gracias a su mayor cobertura.


Si las emisoras en AM desaparecieran supondría una enorme pérdida, al fin y al cabo tener dos bandas no es solo comodidad, son más opciones de las cuales los que aman y escuchan la radio siempre quisieran tener y disfrutar, y por ello no debería considerarse algo opcional. La Onda Media -"MW", "medium wave"- (dentro de AM existen tres tipos: larga, media y corta) es una de las formas más antiguas y longevas de hacer radio, y su importancia en muchas partes del Globo continúa siendo vital, sobre todo cuando se requiere cubrir grandes áreas sin necesidad de repetidores o estaciones accesorias, gracias a su capacidad específica de reflexión en la atmósfera.

Por otra parte hay más amenazas que se ciernen sobre la radio, más importantes aún que la eterna lucha AM y FM, y son las radios digitales. En la actualidad el conflicto de intereses y tecnología han hecho que se peleen entre ellos DAB+, DMB o DRM+, y no haya un vencedor claro, aunque parece ser que la industria tiende a inclinarse del lado del DAB+. Como ocurriera en su día con el vídeo en VHS o Beta, coexisten en una lucha de poder por hacerse con la dominación del mercado. En aquellos años 80 también las cintas casette parecían acabar con el dominio del disco de vinilo, y aquéllas (a su vez) siendo vencidas por el actual CD. Pero la tecnología de discos de vinilo físicos parece vivir una segunda juventud, no tiene la calidad de un CD, pero no importa, la gente busca otra cosa. Esa "otra cosa" puede llamarse nostalgia o sentimentalismo, y forma parte del espíritu humano. Es algo intrínseco a nosotros, porque no somos robots. ¿Ocurrirá lo mismo con la radio analógica frente a todas esas nuevas tecnología de codificaciones digitales?


| Redacción: Radio Ibérica

6 comentarios :

  1. Mi primer transistor de niño, fue uno que sólo tenía la banda de onda media. Como bien apuntas, ahora casi todos son para frecuencia modulada.

    Un paso técnico muy superior, con una calidad de sonido mejor. Pero sólo, si la intensidad de la señal es buena, sino, nada que hacer, y es ahí donde AM destaca. Aunque no haya un repetidor demasiado cerca, o estemos en movimiento, podremos seguir captando AM sin problemas.

    No creo que desaparezca esa banda, y así lo espero.

    ResponderEliminar
  2. Exacto Guti, FM tiene mayor calidad mientras tenga la emisora cerca o la señal de ésta sea muy potente. Pero mucho me temo que con la entrada de lo digital, hasta la FM estará en peligro, porque el ruido propio de la modulación analógica en la portadora no lo tienes en la codificación digital. El peligro llegará -si llega- cuando la tecnología DAB+ se abarate como para poder competir en un receptor pequeño con los aparatos actuales de FM y AM.
    No obstante también DAB consume mucha mas batería, así que...
    En lo personal el ruido del sistema analógico no lo veo tan importante, si buscamos alta fidelidad no creo que a estas alturas la busquemos en la radio, sino en CDs, reproductores digitales de música, etc. Pero claro, esto es como todo, como la televisión que prometían en el sistema digital que no habría interferencias y mira, como no tengas una buena antena y una buena situación, hay ruido e interferencias igual. Y encima más malas, porque en la televisión analógica más o menos las interferencias eran "pasables", pero en la digital si tienes interferencias son mucho más molestas. Muchos televisores usan búferes para compensarlas, pero eso crea un retardo entre cambios de canal (aunque depende de las marcas) o encarece mucho el producto al tener que recurrir a una memoria mayor. En suma: que lo de televisión digital no era tan bueno como nos lo querían vender, pero tenemos que tragar. Y con la radio ocurrirá lo mismo, por desgracia para nosotros. Pero espero que si eso ocurre yo ya no esté aquí y no lo vea, porque supondría un gran pesar. Mucho más que el paso de la televisión analógica a la digital.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Yo también empecé en mí niñez con una radio pequeña marca SANYO RP 1250 que solo tenia AM, era de color blanco y me la dio mí abuela, este modelo de radio tan básico estaba muy extendido en la década de los 70´ y principios de los 80´, fundamentalmente para los muy futboleros y para escuchar los resultados de las quinielas, yo me dormía muchas veces con la radio debajo de la almohada, por aquella época recuerdo que escuchaba con esta radio a el loco de la colina y a José María garcía, así que en mí caso el gusto por la radio viene de niñez.


    Todo apunta a que en un futuro próximo +15 Años habrá un al apagón analógico en la radio, pero mientras esto ocurre en España (si es que ocurre finalmente) yo no pienso dejar de escuchar mí humilde transistor de AM y FM, estos económicos aparatos hacen una gran labor social a nivel informativo y es una herramienta perfecta para momentos de catástrofes, siempre recomiendan tener pilas y una radio cerca (yo tengo una radio Philips con generador que no necesitas pilas) incluso si se va la luz todos van directos a buscar su transistor, yo prefiero quedarme sin Internet y sin TV que sin la Radio, con eso lo digo todo.

    ResponderEliminar
  5. Otro más que se dormía escuchando la radio (creo que todos los que pasamos de los treinta lo hacíamos). Recuerdo muy bien esa radio de Sanyo, las había en rojo, en negro, en blanco... Eran muy llamativas. Es verdad que son muy típicas de los ochenta (nunca he vuelto a ver una, y mira que me he fijado).

    Como muy bien decís, ojalá el apagón tecnológico de la radio nunca se produzca.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la AM.

    incluso cuando era Radioaficionado. La FM daba asco

    ResponderEliminar

El Imperio