12.4.16

Blocknote, uno de los mejores editores visuales de páginas web


Siempre me han gustado los editores HTML de tipo WYSIWYG, aunque confieso que mis primeras páginas web las hacía con el Arachnophilia, un editor que tiene más años ya que Matusalén. Mi preferido en WYSIWYG era el editor que podías encontrar con la suite del Netscape, el fantástico Composer. Sin embargo el problema del Composer era que no trabajaba (ni trabaja) bien con archivos grandes, y que si incorporas muchas imágenes a tu página, misteriosamente las acabará perdiendo (debe ser algo con la gestión de memoria que jamás corrigieron, centrados como estaban en el Netscape y en la competición acérrima que mantenían con Microsoft Explorer).

De modo que dejé el Composer y me pasé a Visual Page, de Symantec, un estupendo editor HTML y con capacidad para trabajar en modo código pero que, sin embargo, no pasó de la versión 2.0. El problema que tenía con el Visual Page, y que me impedía usarlo, era que en mitad del trabajo era muy propenso a producir excepciones y cerrarse.




Curiosamente, ni Dreamweaver, HTML Hot Metal y tantos otros a quienes algunos de mis profesores eran tan adictos y que casi "me rogaban" que usara, nunca me hicieron sentir cómodo. Los que no ensuciaban el código, te destruían lo que ponías, y los que no tenían defectos por exceso (como el Dreamweaver, en consumo de recursos) lo tenían por otros lados.

Por desgracia en estos últimos años la cosa no ha mejorado, más bien al contrario. La llegada de kits y la posibilidad de recurrir a los objetos del navegador (principalmente en el caso de Microsoft) ha hecho que clónicos campen a sus anchas, y sea enormemente complicado encontrar un editor puro sin tener que instalar Java, Frameworks y cosas parecidas. Pero siempre hay una excepción, y ésta es el fantástico y magistral BlockNote.


BlockNote es un editor totalmente WYSIWYG, esto quiere decir que, a no ser que uses un editor externo, no tienes acceso al código HTML. Ese es su único punto flojo, porque en lo demás es un grandísimo editor web. BlockNote es uno de los mejores editores existentes: ligero, rápido, y sobre todo muy fiable. Pertenece a Terra Informática y aunque desde hace años no se actualiza, la verdad es que tampoco le hace mucha falta. Además, eso es indicativo de que algo está bien hecho (si una aplicación tiene que actualizarse cada dos meses, mal asunto).

Es uno de los pocos de su clase que es compatible con todos los Windows, y es muy ligero. Además, posee una forma de escritura de código muy elegante, fluida y añade CSS embutido en el propio HTML, por lo que no necesitarás editores externos o buscar esos molestos archivos de estilo en cada página o portal que estés realizando.


Su autor, Andrew Fedoniouk, relata cómo se le ocurrió escribir ese editor, y cuenta que su mujer quería crear un sitio web sobre sus vacaciones, y para facilitarle la labor Andrew creó ese editor para que fuera "amigable", fácil y rápido de usar. Todo eso lo tiene, BlockNote tiene todo lo que necesitas sin añadirle elementos superfluos, así que enseguida uno consigue mucha familiaridad con él.

No es un editor para programar, ni para profesionales, sino que es un editor para los que quieran crear páginas web sencillas, de una forma rápida y amena, como lo era en sus tiempos el Composer. Yo lo uso para sustituir al procesador de textos en la mayoría de ocasiones, y cuando necesito arreglar algo en código recurro a Notepad2, que posee reconocimiento de diferentes lenguajes (entre ellos el de marcas HTML) y no me complico la vida.


Para código y a nivel profesional obviamente que se necesitan editores más potentes, aunque de momento tampoco he encontrado uno que me sintiera a gusto con él (por suerte, actualmente con los blogs y CMS existentes la mayoría no tenemos que pelearnos con largos códigos de páginas en HTML) confieso que mi preferido era el Visual InterDev, tanto para trabajar en modo WYSIWYG como, sobre todo, en código. Por desgracia Microsoft nunca lo lanzó como programa independiente, y para usarlo tenías que instalar toda la horrible suite de sus asquerosos Visual Studio.

Luego llegaría el Microsoft Visual Web Developer, que ya requería el .NET Framework 2.0, y que es uno de los pocos que se podía utilizar todavía sin el Microsoft Web Platform Installer (Web PI). Ahora esto se requiere para todo, y cada vez las compañías lo explotan más para tener el control no solo sobre el programa, sino también sobre su instalación. El BlockNote pertenece a una cada vez más difícil de encontrar filosofía de software en donde uno era realmente dueño de lo que instalaba. Las multinacionales del software, con Apple y Microsoft a la cabeza, están acabando hoy con todo eso.

| Redacción: Bianamaran

3 comentarios :

  1. Pues fíjate que no conocía este Blocknote. La verdad que yo empecé con HTML a mano, y ni siquera usando un editor Windows, sino con QEdit para DOS. Era el año 1994, y poco software de éste tipo había, ni siquiera existía Netscape Navigator.

    Luego empecé a usar Notepad, hasta que descubrí WebExpress, el primer editor HTML WYSIWYG, y que era capaz de hacer cosas que yo aún no sabía hacer, permitiéndome renovar la web DTS.

    Ya profesionalmente empecé, usaba HomeSite/ColdFusion Studio, tenían un genial editor de código, y un modo WYSIWYG que se caracterizaba por petar cada dos por tres, perdiéndose los cambios sin grabar. De modo que rápidamente lo quitaron, y empecé a escribir todo a mano.

    Entre tanto vino Frontpage Express y Frontpage 98, que encontré muy fáciles de usar, Dreamweaver 2 que generaba un buen código HTML pero que era poco intruitivo, ...

    Ahora uso WebStorm/phpStorm, y puntualmente Dreamweaver para hacerme la idea visual de algunas páginas. Pero de WYSIWYG, bien poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un buen recuerdo de Frontpage Express (de hecho aún lo tengo instalado, bueno, realmente no se requiere instalación :D), era muy fácil y te permitía visualizar el código (que no editarlo). Te modificaba poco el código y te permitía tenerlo bastante limpio, por eso era el que usaba antes para pasar mis libros a Kindle.

      Lo de que al pasar de un modo a otro el editor se fuera al garete era muy típico, aunque me sacaba de quicio los -y también típico en muchos- los que escribías algo en el modo de código, te ibas al modo visual, volvías al código y de lo escrito allí te lo habían cambiado totalmente :D

      Me sorprende que no llegases a usar ninguno de los que venían con Visual Studio.

      Eliminar
  2. Ocurre que cuando empecé con ASP, aún no existía Visual Interdev. Lo conocí en los tiempos de VB5 o VB6, y la verdad que lo vi escaso comparado con Coldfusion. Es verdad que a nivel de código estaba bastante bien, pero de HTML no me convencía.

    ResponderEliminar

El Imperio