11.7.16

Pulseras de silicona


Hace bastante tiempo que llevo conmigo una pulsera de silicona blanca en la muñeca, la uso a diario incluso me suelo duchar con ella, cogerla, estrujarla... "Abrazarla". El hecho de haber elegido la silicona es debido a que quería un material inerte, que fuera seguro y no causara alergias. Mi primera elección fue el titanio pero, al igual que con las cruces, pulseras íntegramente de titanio hay muy poco donde elegir. Además, sus precios son escandalosamente altos.

Otro inconveniente del titanio es que, a diferencia de los colgantes, el metal me resulta bastante molesto en la muñeca (por eso no suelo llevar relojes con armis), y prefiero la resina con la cual, de ser necesario, puedes aflojarla si sudas o hace calor, y apretarla si quieres sentirla más ceñida a tu cuerpo, algo que con los armis (y pulseras) metálicos es más difícil de hacer (tienes que andar añadiendo o quitando eslabones).




Al final opté por la silicona: un buen precio, posibilidad de elegir muchos colores, y una personalización sencilla.

Como podéis suponer, en ella grabé el nombre de mi hermana, y desde aquel día no dejé de llevarla. Elegí su color (el blanco), y la pedí a un distribuidor español, concretamente a Opeople.

Por el precio que tenían decidí pedir dos, porque todo el mundo me decía que al poco tiempo iba a amarillear, que el blanco era un color muy "sucio", que se iba a ir deteriorando y se acabaría resquebrajando... Por fortuna, nada de eso me ha ocurrido. De hecho estoy muy contento con ellas, han superado todas mis expectativas. Llevo años con ella y es cierto que el blanco se ha oscurecido ligeramente, pero nada que resulte molesto ni antiestéico, la verdad es que la silicona ha envejecido muy bien. Además, muchas veces (sobre todo en misa o cuando iba al rosario) la he cogido en la mano y la he ido apretando y retorciendo entre mis dedos, repasando con las yemas de los dedos el nombre de mi hermana una y otra vez. A pesar de ello, ni se ha roto, resquebrajado ni tiene marca alguna.


Como veis, no la cuidado extremadamente, de hecho la usé y la exprimo todo cuanto puedo, a pesar de ello sigue cumpliendo perfectamente su labor.

Por otro lado, fue todo un acierto elegir la silicona: es ligera, apenas la sientes y se limpia fácilmente. Cuando te lavas las manos puedes aprovechar para limpiarla con agua y jabón sin problemas. Por supuesto es también comodísima, y uno la puede llevar a todas partes sin que le moleste ni se pelee con ropa o con las mangas.


Una cosa que he observado es que hay que tener la precaución de elegir un tamaño (hay varias medidas) que nos quede suelta, ya que así la pulsera sufre menos estrés que si estuviese ceñida todo el rato.

Respecto a la tienda de Opeople, su servicio fue excelente: un envío rápido, y un acabado y calidad, como veis, muy notable.

Lo único que lamento es no haber podido adquirir más en su momento, ya que por lo que sé la tienda (al frente de la cual estaba una joven y simpática empresaria, Estela Gutiérrez) ha desaparecido (el dominio continúa, pero solo con un e-mail de información, mientras que antes tenían hasta un selector de colores y diseños muy elegante, rápido y ameno). Por lo que sé Opeople se ha convertido ahora en un "marketplace", bajo la denominación de Opeople Trends. Es una lástima que la tienda como tal no haya continuado adelante.

| Redacción: Bianamaran.blogspot.com

4 comentarios :

  1. Lástima lo de la tienda... Las cosas que son buenas a precios razonables, no ser porque motivo, pero no acaban triunfando. Será que somos tontos...

    Por cierto, porque no harán los Casios blancos de ese material, y así no se ensucia ni se rompe con el tiempo?

    ResponderEliminar
  2. creo que porque no aguantarían el trasiego de un reloj, sobre todo el poner y quitar, apretar, aflojar... Aunque sí hay relojes de silicona (incluso con la caja de ese material), pero para un reloj no lo veo, la verdad. Creo que Casio lo ha tenido que probar y si lo ha desechado es por algo, otra cosa no pero en materiales de resina Casio sí fabrica sus propios componentes.

    ResponderEliminar
  3. Interesante, yo uso el reloj a modo de pulsera y así mato dos pájaros de un tiro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. algo así hacía yo antes, tenía un Data Bank con el nombre de mi hermana en el campo memo, y podía ponerlo en la pantalla para verlo al mirar la hora. El problema es que de repente el reloj hizo ¡plof!, se reseteó y desapareció todo. A partir de ahí fue cuando decidí coger la pulsera.

      Eliminar

El Imperio