13.4.17

EuroPese: conversor portable de euros a pesetas, y viceversa


Tras haber lanzado ayer la calculadora de beneficios y ganancias, he dedicido ponerme a la tarea y llevar a cabo otra calculadora que desde hacía tiempo quería realizar: una calculadora conversora de euros a pesetas (y viceversa). Es cierto que no es ninguna gran novedad, pero era uno de los conversores que me faltaban (he programado bastantes conversores de otros tipos hace años) y quería hacerlo como me gustan: pequeña, compacta, independiente y portable.

Otra de las razones es que, por desgracia, las calculadoras que solía haber en páginas web están desapareciendo (aunque aún quedan bastantes, no son tantas como las que había), y sería una pena que llegase un día en que nadie pudiera acceder a este tipo de conversores, y de esta forma, siendo portable, la pongo a disposición de todo el mundo pudiendo llevarla en un pendrive o instalándola en cualquier sitio sin necesidad de contar con una conexión a Internet.




La aparición del euro tuvo un efecto catastrófico en los bienes de consumo: los precios de los productos se incrementaron notablemente, y la economía doméstica de las familias se vio gravemente afectada, propiciando un debilitamiento en general del poder adquisitivo de la población y, con él, unas condiciones de vida más empobrecidas. No fue así en las macroeconomías y las grandes fortunas, que tuvieron en la moneda del euro un gran recurso para manejar sus capitales a nivel internacional.

Muchos pensarán que qué sentido tiene un conversor de este tipo a estas alturas, sin embargo yo opino que es precisamente todo lo contrario: hoy se necesita más que nunca. Con el euro muchos consumidores han perdido la perspectiva de lo que adquieren, y si contemplamos los precios teniendo en cuenta su valor en las antiguas pesetas nos podemos dar cuenta de lo que realmente estamos pagando.


Por ejemplo, si pasamos los precios de la cajetilla de cerillas que mencionábamos en Duraderos.com, de los 0,09 céntimos, nos damos cuenta que nos costaría 15 pesetas adquirida en unos grandes almacenes. La misma cajetilla en el estanco nos sale por 50 pesetas, más de dos veces más. Un G-Shock GA-500 tiene un coste de 31.613 pesetas (190 €), lo que es bastante más de mi sueldo mensual cuando empecé a trabajar. O lo que es lo mismo: para adquirir ese reloj tendría que haber estado trabajando dos meses. Visto con esta perspectiva, la cosa cambia bastante y nos damos cuenta en realidad de lo que estamos pagando por muchos productos, algo que a veces se nos pasa -demasiado a menudo- a los que venimos de tiempos de las pesetas. El Casio SGW-600 nos costaría 13.976 pesetas, y el Casio AE-3000 nada menos que 8.319 pesetas. Casi 10.000 pesetas por un reloj; si me dicen cuando era adolescente que llegaría un día a pagar diez mil pesetas por un reloj no me lo hubiese creído. Diez mil pesetas antes -y ahora- eran un pastizal. Y si hacemos esas operaciones con el resto de artículos nos podríamos llevar bastantes sorpresas similares.

El conversor, llamado EuroPese, ocupa aproximadamente 335KB, y puedes descargarlo desde éste enlace en Drive.


| Redacción: Bianamaran.blogspot.com

1 comentario :

  1. se me hace un poco engañoso comparar precios en euros hoy con pesetas de cuando empezaste a trabajar, Bianamaran. Hay en España un salario mínimo por hora? cual es un salario promedio por hora? Un simple conversor que diga a cuantas horas de trabajo equivale el precio de algo quizá sería mas revelador.

    ResponderEliminar

El Imperio