20.5.17

Renomator: para que la tarea de renombrar archivos no sea tan pesada


Ésta es una de esas aplicaciones que no encuentro por ningún lado y que al final me veo obligado a hacer. Ya por su versión 2.0 (las imágenes corresponden a la versión 1.9), se trata de una aplicación portable, escrita en Lazarus (lo tenía un tanto abandonado y decidí "rescatarlo" para programarla con esa RAD) y cuya finalidad, ya lo veis, es la de evitarnos o, por lo menos, ayudarnos en la tediosa tarea cuando tenemos que renombrar varios archivos.

Me surgió la necesidad de hacerla porque tenía un buen puñado de libros descargados (casi cien o por ahí), con el mismo título pero de distintos tipos (con diferentes extensiones). Para ellos no servía las herramientas de automatización de cambio de nombre porque no quería cambiar el mismo nombre a todos, sino ir cambiándolos de tres en tres (o algunos de dos en dos, dependiendo de las variantes de extensión que tuvieran).




Al final descubrí que esta herramienta me sirvió para bastantes más cosas. El procedimiento es sencillo: a la derecha tenéis el botón de abrir los archivos, con el cual podemos seleccionar uno, o varios a la vez. Una vez hecho ésto, se cargan en el listado inferior. Al hacer click sobre uno de ellos automáticamente nos muestra la ruta, y arriba un campo de texto editable con el nombre (separándolo de la extensión, de esta manera solo nos tenemos que preocupar con el nombre, ya que esta aplicación no renombra extensiones).

Podemos hacer muchas cosas: simplemente poner un nombre nuevo, o modificar el existente, y luego pulsar "Cambiar nombre". Seguramente diréis "vaya gracia", ya, pero cuando esto hay que hacerlo con varios cientos de archivos, la "gracia" ya no es tanta, ¿verdad? Lo bueno de esta aplicación es que el nombre cambiado pasa automáticamente al campo donde veis "Nombre anterior". De esta manera, cuando elegimos otro archivo con diferente extensión y queremos ponerle el mismo nombre, simplemente pulsando el botón "Pasar al editor" nos pondrá en el editor el nombre que habíamos usado anteriormente. También tenemos la opción de copiar el nombre, porque a veces necesitamos tenerlo para luego.

Finalmente, podemos añadir lo que sea tras el nombre o antes del nombre (o las dos cosas al mismo tiempo) y, pulsando en el botón "Añadir", esos datos se incrustarán en el nombre que haya en el editor en su correspondiente orden.

La ventaja de Renomator es que es un paso intermedio entre una herramienta de procesamiento por lotes automatizada, y una de simple cambio de nombre, permitiéndonos automatizar algunas tareas pero manteniendo nosotros el control sobre el proceso, al contrario que las herramientas de renombrar por lote las cuales, una vez pulsado el botón de "ejecución", ya cambiarán todos los archivos a la vez. Me sorprende que algo tan sencillo, útil y práctico, no haya sido programado (o al menos yo no lo encontré), y no creo que sea porque no se necesite porque hoy en día quien más quien menos tiene carpetas llenas de fotografías, imágenes, libros electrónicos o vídeos, con la necesidad de cambiar su nombre y hacerlo uno a uno es bastante agotador. Este programa te permite hacerlo más cómodamente, e incluso le he incluido un sistema para que él mismo vaya seleccionando los archivos simplemente pulsando un botón ("Anterior", "Siguiente" y "Seleccionar archivo") para que no tengamos que hacerlo siempre sobre el list, que a veces también es bastante pesado.

Como suele ser habitual, es un programa portable, freeware, ocupa aproximadamente 1,74 MB, y se puede obtener desde éste enlace.

| Redacción: Bianamaran.blogspot.com

1 comentario :

  1. Muy interesante. Yo uso Total Commander para ese menester, pero es cierto que resulta absurdo tener que pagar ese precio por un software, que sólo utilizas puntualmente para el renombrado de archivos.

    Se agradece tu colaboración desinteresada.

    ResponderEliminar

El Imperio