9.12.16

SURBEN Bikes lanza la bicicleta de ciudad definitiva


Un relato de Bia Namaran.


Con versiones de cuadro en cromo-molibdeno, o de cuadro con aluminio de las series 7000 ("superleggera"), en el último Bike Salon celebrado en Bélgica la firma SURBEN ha sorprendido a propios y extraños con sus nuevos modelos efeX. Una geometría distinta, compacta y agresiva, junto con unas cualidades ruteras innegables hacen de estas nuevas bicicletas unos modelos más que competitivos.

Agnes Graham, directora ejecutiva de SURBEN Bikes, explicó con objeto de su presentación que las efeX están pensadas para un público muy amplio, para todos los que utilizan la bicicleta en transporte público y que luego necesitan transitar con ella por la ciudad y/o por caminos de pueblo, sin renunciar a unas salidas eventuales a campos, a caminos de tierra o a pistas sin asfaltar.




Para ello la efeX presenta varias innovaciones: su cuadro es único, ancho y creado de una única pieza, de tal manera que puede transportarse fácilmente cogiendo toda la bici "bajo el brazo".

Eso no es todo, su especial estructura y diseño hace que reparta los esfuerzos de una forma excepcional, logrando una bici robusta y de gran rigidez estructural.

Sus relativamente pequeñas ruedas hacen que sea un vehículo ágil, rápido y divertido en la ciudad. Para su seguridad con el asfalto y las calles los especialistas de neumáticos del Grupo INSI han creado unas cubiertas específicas, que favorecen un uso mixto. No obstante, en SURBEN comercializarán otras dos cubiertas más, una off-road y la otra pensando en un uso exclusivo en asfalto. Incluso habrá un modelo de efeX que llevará de fábrica ambos neumáticos. No obstante, en SURBEN Bikes aclaran que la efeX puede montar también cualquier otro neumático del mercado en medidas de 24 pulgadas, y de hecho en las imágenes oficiales se la puede ver con la cubierta frontal de KENDA.


Cuando se acaba el asfalto y llegan las cuestas no hay problema: la división de componentes de SURBEN ha desarrollado un cambio especial, en un buje sellado en la parte trasera, de cuatro marchas, con un sistema cardan (carente, por lo tanto, de cadena) duradero, robusto y libre de mantenimiento. Graham ha explicado sobre ello que "el sistema de marchas ha sido pensado también para los ratos de ocio y esparcimiento. Cómo no, para permitir un gran control de la bici en descensos pero, a la vez, tiene una última marcha muy corta que hará que el usuario de la efeX no le tenga que temer a ninguna cuesta. Dicho de otro modo: si quisiera, podría subir el Aconcagua con esta bici".

Se pudiera pensar que este sistema cardan es frágil, pero en SURBEN lo han testeado a conciencia: "Les hemos dejado a nuestros probadores una unidad de la bicicleta a cada uno, varios meses libres, y unos cuantos billetes de avión pagados, y les hemos dicho: 'id y destrozadla'. De manera que nuestros probadores especializados han hecho casi ochocientos mil kilómetros de tests en las condiciones más extremas: desiertos, selvas, estepas... ¡La hemos llevado hasta el Polo Norte! Esto nos permite garantizar la vida útil del sistema de cambio por más de trescientos mil kilómetros, para el usuario medio que usa habitualmente bicicletas supondría que tendría que estar más de treinta años pedaleando sin parar".


El secreto reside en un sistema de engranajes que varía su relación a gusto del usuario, mediante un mando giratorio en el puño, y que se complementa con un probado sistema de V-Brake. Los ingenieros de SURBEN han elegido esta opción por delante de los frenos de discos porque son "más asequibles, fáciles de mantener, sencillos de reparar y disponibles en todo el mundo bajo un sinfín de marcas compatibles entre sí".

Por supuesto, eso está supeditado a un mantenimiento, que en SURBEN aseguran que es mínimo: simplemente cambiar el aceite del sistema cada cinco mil kilómetros, un aceite especial de gran viscosidad y que comercializa SURBEN en exclusiva, una operación que es tan simple que "cualquier usuario con unos mínimos conocimientos podría hacerla". De hecho, con el manual de la bicicleta vendrá una guía de mantenimiento.


Con todos estos avances y estas innovaciones, podríamos pensar que estas nuevas efeX se comercializarán a un precio más elevado que un auto, pero Agnes Graham lo ha explicado muy bien: "de nada nos serviría hacer, diseñar y construir la mejor bici si nadie podría utilizarla y tuviese que acabar expuesta en un escaparate. Esa es, por desgracia, la tendencia de la mayoría de fabricantes de la actualidad, pero no la nuestra. Nuestras bicicletas son para usar, y para ofrecer una alternativa de transporte útil y real, eficiente y asequible a todo el mundo".

"Por eso -añade la ejecutiva de SURBEN-, los modelos de molibdeno saldrán al mercado por poco más de 300€, mientras que los de aluminio podrán encontrarse por unos 400€. El control total de procesos y el poder disponer de nuestra propia infraestructura para piezas y en todas las fases de construcción nos permiten ofrecer bicicletas de este tipo a precios insuperables, que ningún rival puede ofrecer".

Teniendo en cuenta a qué precios se venden bicicletas similares, a SURBEN se las quitarán de las manos. Y cuidado, porque en la firma del INSI Group aseguran: "quien se suba a una efeX no querrá bajarse jamás".
| Redacción: © Bia Namaran

Tienes muchos más relatos a tu disposición en:

No hay comentarios :

Publicar un comentario

El Imperio