3.11.16

La metedura de pata de Aixam


Esta mañana el distribuidor de Aixam en España anticipaba la nueva gama de estos "microcoches" y, a través de su agencia de prensa, daba a conocer este nuevos vehículos para nuestro país. Esto no sería gran noticia (fuera de los entusiastas de esos pequeños vehículos) sino fuera por un pequeño detalle: en la nota de prensa seguían recurriendo a la estrategia de llamarlos "coches sin carnet" cuando la realidad es que -como ya conté hace tiempo- esto ya no es así.

Es verdad que los requisitos para conducir estos coches son menos que para obtener el carnet B, el de "coche grande", pero desde que cambiara el reglamento, con la nueva legislación que dio lugar a la aparición del carnet de tipo AM (ciclomotores y cuatriciclos), que es con el que ahora se conducen estos técnicamente conocidos como "cuatriciclos ligeros", la anterior licencia dejó de tener validez. Por ello es erróneo decir que son coches sin carnet, y recurrir a esa estrategia de ventas me parece todo un engaño porque ya no se atiene a la realidad.




Claro que si logran hacer pensar que cualquiera puede conducir un coche de estos sin carnet, y hacerles creer en la idea -errónea totalmente, por supuesto- de que estos coches puede conducirlos "cualquiera", lograrán que haya gente que piense que es llegar al concesionario y salir de allí conduciendo a todo trapo, algo lamentable para un distribuidor serio y que demuestra lo poco que les importa la seguridad y legalidad de sus clientes.

Luego pasa como en tantas otras cosas, que hay personas que piensan que por ir en bici no tienen que respetar las señales de tráfico, o que si se saltan un semáforo o cometen una infracción no les restarán puntos de su carnet. Luego llegan las lamentaciones. Mal, por lo tanto, muy mal para Aixam en España (que lo cortés no quita lo valiente: tienen coches muy bonitos, por otra parte, y creo que podrían seguir vendiéndolos muy bien sin falta de confundir a la gente con lo de "sin carnet") por confundir así a sus futuros o potenciales clientes.

| Redacción: Bianamaran.blogspot.com

2 comentarios :

  1. Sin duda es engañoso. Lo malo de estos vehículos, es que tienen comparativamente un precio demasiado.

    ResponderEliminar
  2. Si, ese es el problema: que son tan caros como un coche "de verdad" (y algunas versiones incluso más)

    ResponderEliminar

El Imperio