8.12.16

CMN le toma el relevo a Tung


Un relato de Bia Namaran.


Crónica de nuestro redactor Leonardo Álvarez, de Avenue Car, desde Milán.

Durante la exposición del automóvil de Milán no se esperaban demasiadas novedades. Los periodistas desplazados se imaginaban algún anuncio de MM, alguna nueva versión, o una renovación de equipamiento. Pero la sorpresa saltó sin que nadie lo esperase: CMN, la legendaria firma italiana del grupo ASSI, había elegido su casa para hacer un anuncio que nadie se esperaba.

Ya por la mañana algo se fraguaba en el ambiente. Los periodistas recibimos un aviso alrededor de las diez de ese día, emplazándonos al stand de CMN donde a las 13 de la tarde se daría a conocer "un importante lanzamiento, una novedad a nivel mundial".




Enseguida se formaron corrillos, y nos preguntamos todos: "¿CMN presentando nuevos modelos?" ¡Nadie sabía nada! ¡Ni siquiera había habido rumores los días precedentes, ni filtración alguna!, de manera que ya desde las once de la mañana el escenario de presentaciones de CMN comenzó a llenarse de un expectante público.

El Director Ejecutivo del fabricante italiano fue puntual. Tras un breve vídeo en donde se expuso la larga historia en competición de la marca milanesa, y bajo una música de suspense, dos azafatas dieron paso a una plataforma, sobre la que había un auto cubierto por una lona beige. Lo primero que nos sorprendió fueron sus formas, compactas y estrechas, no parecían las formas de un automóvil. Pero cuando las azafatas levantaron la lona, exclamaciones de asombro inundaron el stand: ¡era un vehículo de tres ruedas! Aldo Conrad, director ejecutivo, bramó ilusionado:

- ¡En CMN tenemos el placer de presentaros.... ¡El TR-23!!

Los fotógrafos corrieron a fotografiarlo más de cerca, y mientras Conrad explicaba sus bondades, algo evidente comenzó a circular por la sala: ¡era la respuesta de CMN al Microns de Tung! En efecto, la compañía del grupo INSI había amenazado hacía tiempo con retirar de la fabricación el Microns, aduciendo que su época había pasado. De inmediato el mundo del motor se puso en pie, la centralita de Tung se colapsó de llamadas de personas pidiendo que lo reconsideraran, se hicieron campañas por internet (incluso en Change.org), y hasta una masiva concentración de usuarios de Microns, que llevaron sus autos hasta las puertas de la misma factoría en Noruega. Todo eso no pareció hacer mella en la dirección de la firma automovilística, que seguía empeñada en cerrar la línea de producción del pequeño auto de la marca del INSI. Pero entonces apareció el grupo ASSI, y el grupo automovilístico de su hermana gemela respondió, lanzando su propia versión de un automóvil popular de tres ruedas. Conrad lo explicaba muy bien en su presentación:

- Deportividad, experiencia de conducción, polivalencia y fiabilidad son las características principales que hemos buscado en el TR-23. Todas ellas en equilibrio para lograr ajustar su precio al máximo. Los usuarios del TR-23 vivirán la experiencia deportiva de conducir todo un CMN, con el beneficio de un precio de adquisición realmente bajo.


Y es que según adelantó su fabricante, la versión más básica del TR-23 tendrá un precio de 3500 €, que lo sitúa por debajo incluso del Microns. Gracias a ello, CMN espera comercializar de este modelo más de quinientas mil unidades anuales, alcanzando la cifra de las doscientas mil el primer año. Aldo Conrad, Director Ejecutivo de CMN, dejó bien claro que eso no significará un menosprecio de la calidad ni de los acabados, y para ello han rediseñado toda una línea de producción, en la cual hasta el ochenta por ciento del montaje ha sido robotizado. Realmente, el CMN TR-23 lo harán las máquinas:

- Hemos invertido todos nuestros recursos, y hemos contado con el apoyo de MM, para concebir un auto con innovaciones de ingeniería inéditas, y con componentes modulares que no solo lograrán que el CMN TR-23 pueda ser más fácilmente personalizable, sino más barato de reparar y mantener.

Solo en el Salón de Automóvil de Milán, CNM batió todos los records y acabó el cupo de pedidos disponibles (para una versión especial de pre-lanzamiento) en unas pocas horas. La prensa italiana soñaba de nuevo con tener un automóvil compacto, diseñado y fabricado en Italia, y de inmediato los medios especializados comenzaron a demandar más información hasta colapsar la sala de prensa de CMN durante varias horas a lo largo de la tarde.


Y entonces...
Pero entonces, al día siguiente, se produjo el milagro que tantas personas habían ansiado durante tantos meses. Fue un escueto comunicado, pero esperado por millones de seguidores del mundo entero: el Grupo INSI había decidido continuar con la producción del Microns, más aún: adelantaba una actualización de modelos, con plantas motrices y plataforma radicalmente nueva. Y todo ello en respuesta al movimiento de CMN. La guerra entre las dos hermanas se había desatado, y el campo de batalla eran los compactos de tres ruedas.

Astrid Sjoberg siempre había querido disponer en su catálogo de un modelo de tres ruedas, porque ese es un número que para ella posee un gran significado; pero desde MM no veían con buenos ojos un modelo de ese estilo porque no se amoldaba a la imagen de la elitista marca, sobre todo si tenían que fabricarlo a un precio muy bajo, algo incompatible con el proceder artesanal de la firma del ASSI Group.

Por otra parte, la firma italiana de CMN no disponía de los recursos necesarios para lanzar un modelo de esas características con una nueva plataforma, que implicaría inaugurar una línea de montaje. Pero la noticia de la retirada del mercado del Tung Microns era la excusa perfecta para llevar de nuevo a la mesa de diseño el modelo de tres ruedas tan largamente soñado por Astrid Sjoberg. A la factoría de CMN empezaron a llegar cheques en blanco firmados por la mismísima Astrid Sjoberg, y en pocos meses un proyecto que en MM tenían guardado en sus cajones, cogiendo polvo desde hacía años, vivió un nuevo empuje bajo CMN. Los ingenieros de MM viajaron a Milán para dar apoyo a sus compañeros en CMN, y diseñaron una línea de montaje totalmente innovadora. Nuevos robots llegaron de Electrada, y ETHRA puso su granito de arena colaborando con un ligero chasis de composite más barato y rápido de producir que los clásicos de metal.


Se produjo así el milagro de un modelo que nacerá para el futuro, para poder disfrutar de una longeva vida, con configuraciones diesel, gasolina, híbridas, eléctricas y de rango extendido. De hecho los motores serán de las pocas cosas que no se fabricarán en Italia: llegarán directamente de la factoría de cadenas motrices de MM en Suecia, y en sí son una evolución de los motores de motocicleta que ya producen en MM.

Ni qué decir que en CMN están emocionados, los pedidos de su nuevo modelo de tres ruedas se han disparado y están agotadas las reservas para los próximos dos años, hasta tal punto que la producción de motocicletas en MM se ha visto afectada. Pero esto no le preocupa al grupo ASI: se ha marcado un tanto, incluso muchos de los que habían comenzado a reservar las últimas unidades que supuestamente iban a aparecer del Microns, se han vuelto atrás y han anulado sus pedidos y se han pasado a CMN. En Tung deben estar tirándose de los pelos, arriesgaron todo para intentar que sus clientes, fieles al Microns por generaciones, se pasaran a los autos compactos de cuatro ruedas de Tung, y no se esperaban la genialidad del movimiento realizado por CMN.

Pero el beneficiario de todo esto será el cliente, porque habrá dos modelos que competirán entre sí en precio y tecnología, mientras que antes solo existía la opción de Tung. Por eso tampoco hay que despreciar al Microns, que continúa con muchísimos millones de fieles seguidores y un buen puñado de clubs de usuarios. Esto ha dado pie a que ya se estén organizando las primeras reuniones, concentraciones y carreras entre las dos variantes de automóviles de tres ruedas. La primera de ellas tendrá lugar el próximo verano en Bruselas, Bélgica, organizada por el novísimo club belga de propietarios de TR-23. ¿Lo próximo? Una nueva línea de accesorios para los dos novísimos autos, junto con un merchandising que explotará la afición por las tres ruedas. El futuro se presenta prometedor y brillante para CMN. Y también para Tung.


| Redacción: © Bia Namaran

Tienes muchos más relatos a tu disposición en:

No hay comentarios :

Publicar un comentario

El Imperio